El Mundo

Piñera levantará el toque de queda y pidió la renuncia de sus ministros

El presidente busca armar un nuevo gabinete que atienda los reclamos de la gente. Los muertos ya son 20.

Domingo 27 de Octubre de 2019

El presidente chileno, Sebastián Piñera, pidió ayer la renuncia de todo su gabinete y anunció el inminente fin del estado de emergencia "si las circunstancias lo permiten", un día después de una histórica manifestación que desbordó las calles de Santiago con más de un millón de personas.

La medida fue bien recibida por los sindicatos y la ciudadanía, aunque han advertido que "es lo mínimo" que había que hacer y que todavía aguardan por reformas estructurales.

En una rueda de prensa desde el Palacio de La Moneda, Piñera prometió levantar todos los estados de emergencia a partir de la cero hora del lunes si se dan las condiciones.

"Luego de conversar con las Fuerzas Armadas quiero anunciar que si las circunstancias lo permiten levantaré todos los estados de emergencia desde las 24 horas del domingo para la normalización que quieren todos los chilenos", aseguró el mandatario.

Además, dijo que pidió a todos los ministros del gobierno "poner sus cargos a disposición para poder estructurar un nuevo gabinete" y de esa manera "poder enfrentar estas nuevas demandas y hacernos cargo de los nuevos tiempos".

El mandatario también pidió al Congreso que apure la aprobación de los proyectos de ley para poder avanzar en la "agenda social".

En tanto, el ministerio del Interior de Chile dio a conocer ayer su informe diario del estado de situación, en donde informó la muerte número 20 desde que comenzaron las protestas, el 18 de octubre.

El número de "eventos graves" bajó de 61 a 33 entre jueves y viernes, los civiles heridos de 33 a 29 y los detenidos fueron 284.

Periodistas argentinos

En tanto, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) denunció que los periodistas argentinos Nazareno Roviello, Andrés Masotto y Leandro Díaz del Campo se encontraban anoche "detenidos en el Aeropuerto de Santiago, de dónde el estado chileno pretende deportarlos por el contenido de sus redes sociales".

"Llamamos a su liberación inmediata e instamos a las autoridades chilenas a garantizar la seguridad y libertad de expresión de los trabajadores de los medios argentinos", dijo el Sipreba.

Hasta el viernes a la noche 3.162 personas fueron detenidas en Chile durante las manifestaciones, de las cuales el 11 por ciento (343) son menores de edad; al tiempo que se denuncian violaciones a los derechos humanos y abusos.

Del total de detenidos a nivel nacional, más del 17 por ciento fueron mujeres, según un reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). La entidad informó que se registraron 997 heridos en distintos centros asistenciales, de los cuales 413 presentan lesiones por armas de fuego y otros 24 por perdigones de goma.

Los anuncios de Piñera llegaron horas después de la marcha que reunió a más de un millón de personas en la emblemática Plaza Italia de la capital, y que fue replicada con manifestaciones en otras ciudades del país.

Después de la tremenda manifestación, el presidente escribió un mensaje en Twitter en el que celebró la manifestación pacífica e ignoró las consignas en su contra.

"La multitudinaria, alegre y pacífica marcha hoy, donde los chilenos piden un Chile más justo y solidario, abre grandes caminos de futuro y esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje. Todos hemos cambiado. Con unidad y ayuda de Dios, recorreremos el camino a ese Chile mejor para todos", escribió Piñera.

El presidente del Colegio de Profesores de Chile, Mario Aguilar, se alegró por el anunció de Piñera, aunque subrayó que es la "mínima respuesta" que podía dar a la demanda ciudadana.

"Este mismo presidente que nos declaró la guerra a los chilenos, hoy se ve obligado a hacer renunciar a todo su gabinete y a hacer volver a los militares a los cuarteles. Eso es un logro de la ciudadanía", afirmó y aclaró que la verdadera demanda "es de cambios estructurales".

"No es un problema de 20 lucas más o 20 lucas menos en pensiones que son miserables. Es una respuesta frente a la pretensión de negociar todo entre cuatro paredes", advirtió y recordó que el mensaje también es para "los medios de comunicación que pretendieron mostrar que todo era vandalismo y omitían (mostrar imágenes de) las protestas ciudadanas.

Aguilar advirtió también que Piñera tendrá que "responder por las graves violaciones a los derechos humanos". Mientras tanto, la ciudad de Santiago retomaba un clima de calma.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS