El Mundo

Paul Auster: "Si Obama pierde las elecciones será por el color de su piel"

El escritor estadounidense Paul Auster señaló que en las próximas elecciones en Estados Unidos votará al demócrata Barak Obama por su carácter "reflexivo" y porque es capaz de aguantar la "colosal presión externa" a la que se ve sometido por la posibilidad de convertirse en el primer presidente negro de la historia estadounidense.

Lunes 06 de Octubre de 2008

El escritor estadounidense Paul Auster señaló que en las próximas elecciones en Estados Unidos votará al demócrata Barak Obama por su carácter "reflexivo" y porque es capaz de aguantar la "colosal presión externa" a la que se ve sometido por la posibilidad de convertirse en el primer presidente negro de la historia estadounidense.

Auster, que el lunes presentó en Barcelona su flamante novela, Un hombre en la oscuridad, dijo que admira profundamente a Obama, "por su inteligencia aguda, por saber mantener la calma y la cabeza muy fría, incluso en situaciones de mucha presión".

Para el autor de El palacio de la luna, "McCain es todo lo contrario, es impulsivo, se calienta con facilidad y tiende a entrar en acción antes de pensar".

Según Auster, "los europeos no son conscientes del calibre de la presión a la que (Obama) está sometido en EEUU porque ser el primer candidato negro a la Presidencia es una carga colosal, se le exige que no cometa ningún error y que sea prácticamente perfecto, y, de hecho, ha sabido mantener la cabeza fría, no ha dado un paso en falso ni se ha desencajado".

Si Obama pierde las elecciones, apuntó Auster, "será por el color de su piel".
"Me resulta imposible calibrar hasta qué punto Estados Unidos es un país racista, pero en condiciones normales, con un candidato blanco, después de una administración fracasada por los republicanos y la terrible presidencia de Bush nadie dudaría de que ganarían los demócratas", agregó.

El escritor califica a Estados Unidos como "un país dividido, que disputa una guerra civil sin balas, pero con palabras y con ideas en estos momentos, y eso deja poca base común, hasta el punto de que parece que haya dos o incluso más países".

Auster ve difícil poder conversar con ese 44% de estadounidenses que no cree en la evolución de Darwin y que todavía cree que el mundo fue creado en seis días.

"Si extrapolamos ese caso a otros quinientos temas que nos afectan, está claro que no lograremos comunicarnos", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario