El Mundo

Pasada la tormenta, Obama y Romney retomaron la campaña

Después de tres días de suspensión, y a cinco de las elecciones, ambos cruzaron acusaciones. Hicieron actos en los "Estados cambiantes", donde se definirá al ganador del martes.

Viernes 02 de Noviembre de 2012

Washington. — El presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney volvieron ayer con frenesí a la campaña electoral, a cinco días de los comicios y tras la pausa forzada por la devastadora tormenta Sandy. Ambos contendientes buscan recuperar el tiempo "perdido", dado que están muy parejos en el voto según todos los sondeos, aunque Obama saca ventaja en el colegio electoral. La batalla decisiva se dará en un reducido grupo de Estados, que es donde ayer retomaron sus campañas Obama y Romney.

El presidente demócrata, montado en la buena impresión que dejó su visita a las víctimas de Sandy, abrió una "minigira" de tres días en Wisconsin, con un discurso optimista y que recordó a su mensaje de superación de las diferencias de 2008. "Cuando un desastre nos golpea, sale lo mejor de Estados Unidos", clamó Obama en Green Bay. Wisconsin, con 10 votos en el colegio electoral, es uno de los Estados "indecisos" o "cambiantes" como se los conoce en EEUU. Según estimaciones del New York Times, allí está ganando Obama por 49 a 46 por ciento.

Romney, de escala en Virginia, donde hizo tres mítines, se presentó como un moderado, una imagen que intenta apartarse de su sombra de conservador duro. En Virginia, que da 13 electores, Obama tendría una leve ventaja, según el NY Times, aunque el Washington Post, diario que se inclinó públicamente por Obama, considera a Virginia como levemente favorable a Romney.

Votos de electores.Según el estimador diario del Washington Post, sobre 270 votos necesarios para ser elegido en el colegio electoral, hoy Obama tendría 277, mientras Romney alcanzaría 261. Es una diferencia mucho menor a la que este medio estimaba semanas atrás. Todo dependerá de lo que ocurra en nueve "swing states", los "Estados cambiantes" que son el centro de la atención de todos los cálculos y análisis.

Ayer, aunque los dos candidatos buscaron dar una imagen moderada, rápidamente intercambiaron dardos. "Para lograr que Estados Unidos sea de nuevo un país fuerte, tenemos que acabar con las divisiones, con los ataques, con la demonización. Hay que colaborar con el otro partido", dijo Romney en Virginia. Obama sugirió hace días la creación de un secretario de Negocios, para estimular la creación de nuevas empresas. "No veo cómo añadir un nuevo puesto a su gabinete permitirá crear millones de empleos", criticó Romney.

"Talento de vendedor".Obama no se quedó callado. "El gobernador Romney ha utilizado todos sus talentos de vendedor para disfrazar esas mismas políticas que le fallaron a nuestro país, las mismas políticas con las que hemos tenido que luchar en los últimos cuatro años, y las ofrece como cambio", dijo en Green Bay. "Después de cuatro años ya saben quién soy", agregó.

Ambos coincidirán hoy en Ohio, uno de los más estratégicos de los "Estados cambiantes". Ohio, un distrito industrial, da 18 electores. Allí Obama y Romney están empatados en 48 por ciento, según el NY Times, que da sin embargo una leve ventaja de 1,1 por ciento al demócrata en la proyección. Ningún republicano ha ganado nunca sin imponerse en Ohio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario