Paradise Papers

"Paradise Papers" evidencia cómo los ricos y los gobernantes evaden sin freno

Maniobras en paraísos fiscales de la reina Isabel, de Madonna y del yerno de Trump, entre muchos otros, revelan una práctica generalizada.

Lunes 06 de Noviembre de 2017

La reina de Inglaterra, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, el yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner y artistas de la talla de Madonna y Bono, entre otros, fueron involucrados en un nuevo caso de empresas off shore, según reveló otra investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés). Para la nueva investigación se analizaron durante un año unos 13,4 millones de documentos de dos empresas de servicios "offshore" de Bermudas y Singapur, en los que aparecen los nombres de más de 120 políticos, así como empresarios, deportistas o artistas de casi 50 países. Los periodistas del ICIJ no revelaron cómo accedieron a esta información.

En el trabajo, conocido como Paradise Papers, aparecen, además el ministro argentino de Finanzas, Luis Caputo (ver página 26), el jefe de la cartera de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, la reina Noor de Jordania y el cofundador de Microsoft Paul Allen.

"Rusiagate"

La documentación reveló que el secretario de Comercio de Trump, Wilbur Ross, es accionista de la compañía naviera rusa Navigator, que tiene vínculos comerciales con la gasífera Sibur, uno de cuyos propietarios es Kirill Shamalov, yerno del presidente Vladimir Putin. Milner es cofundador de DST Global, un fondo alimentado por el VTB Bank, un banco público ruso que fue sancionado por Estados Unidos. Todos estos datos parecen confirmar el vínculo entre el Kremlin y el entorno de Donald Trump, que en 2016 se vio muy beneficiado por filtraciones que perjudicaron a su competidora, Hillary Clinton. Esas filtraciones, de correos elecrónicos de la campaña de Clinton, provenían de hackers rusos, según todos los indicios que hoy están bajo investigación federal en EEUU.

El fiscal especial Robert Mueller está investigando los contactos entre Trump y Rusia durante la campaña presidencial del año pasado y la injerencia rusa para impulsar la victoria electoral de Trump sobre Clinton en noviembre de 2016.
El llamado "Rusiagate" ganó ayer otro protagonista gracias a los Paradise Papers. Según el New York Times, integrante de la investigación internacional, el multimillonario ruso Yuri Milner ha hecho fuertes inversiones en Facebook y Twitter, las que eran conocidas. Lo que ahora se agrega es que eran cientos de millones de dólares del Kremlin de Vladimir Putin. Oculto por un laberinto de compañías off shore, la inversión en Twitter fue respaldada por VTB, un banco ruso controlado por el Estado que se utiliza para negocios políticamente estratégicos. Y un gran inversionista en el acuerdo de Facebook con Milner recibió financiamiento de Gazprom, la empresa rusa estatal de hidrocarburos. Milner llegó a poseer más del 8 por ciento de Facebook y el 5 por ciento de Twitter. Sus compañías vendieron esas participaciones hace años, pero él retiene las inversiones en varias otras grandes compañías de tecnología. Entre las inversiones actuales de Milner se encuentra una empresa inmobiliaria fundada por Jared Kushner, yerno del presidente Trump y asesor de la Casa Blanca. Kushner recibió además 850.000 dólares de Milner para una de sus empresas tecnológicas, Cadre.
Facebook, Twitter y otras redes sociales se han convertido en un foco importante de las investigaciones federales sobre la interferencia del Kremlin en las elecciones de 2016.
La reina Isabel y muchos más
En el caso de la reina Isabel II, los documentos divulgados revelan que hace 12 años invirtió 10 millones de libras (unos 13 millones de dólares) en fondos en las islas Caimán y Bermudas a través del ducado de Lancaster, que financia los gastos personales de varios miembros de la familia real.
Acerca del presidente colombiano Santos, la investigación revela que hasta 2001 —cuando era ministro de Hacienda del presidente Andrés Pastrana— integró el directorio de dos compañías de seguros radicadas en Barbados que, a la vez, son accionistas mayoritarias de Global Education Group Colombia, una firma que financia gastos educativos de colombianos en el exterior.
Por su parte, el ministro brasileño Meirelles creó una fundación "para fines benéficos" en Bermudas a fines de 2002, por lo que, según él mismo explicó, no obtiene utilidades y no tiene la obligación de declarar esa actividad.
En el caso de Madonna, están involucradas unas acciones suyas en una empresa de suministros médicos, y en el de Bono, unas acciones que poseía en una compañía radicada en Malta que invirtió en un centro comercial en Lituania.
El informe se basa en el acceso a 13,4 millones de documentos de empresas que operan en paraísos fiscales de todo el mundo. Paradise Papers utilizó datos de Appleby, una firma radicada en Bermudas y dedicada a prestar servicios legales y administrativos para la creación de compañías off shore. Appleby admitió hace unos días que era posible que el ICIJ hubiera obtenido material de "forma ilegal". La empresa asegura que sus prácticas son legales y que se maneja dentro de la ley. Además, considera que no hay indicios de que haya habido comportamientos incorrectos de parte de la compañía ni de sus clientes. Appleby no habla de una filtración, sino de un ciberataque ilegal. El consorcio de periodistas no indicó cómo tuvo acceso a los 13,4 millones de archivos, ni afirmó que lo hizo en forma legal.


"Esto se debe terminar"


Transparencia Internacional llamó a los gobiernos y autoridades de control a actuar para frenar la corrupción del sistema financiero, tras la investigación de Paradise Papers. "El alto perfil de la gente y corporaciones en este último escándalo es estremecedora. Está claro que las autoridades de supervisión financiera y los legisladores deben aceptar que el sistema está roto", dijo en un comunicado la titular la organización, Delia Ferreira Rubio. "Con demasiada frecuencia, el dinero que debería ser destinado a mejorar la vida de la gente es desviado por funcionarios corruptos en búsqueda de estilos de vida lujosos. Esto se debe terminar", indicó Ferreira Rubio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario