El Mundo

Para Trump, "la guerra de Corea terminó" tras la cumbre Moon-Kim

El mandatario se atribuyó a él y al pueblo estadounidense el mérito de lo que está sucediendo, aunque puso reparos al señalar que "el tiempo dirá"

Sábado 28 de Abril de 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, proclamó ayer el final de la Guerra de Corea luego de la cumbre que sus líderes mantuvieron en Panmunjon, entre una numerosa lista de reacciones de líderes mundiales que con diferentes énfasis y estilos —pero también con reserva—, celebraron el acercamiento y las promesas de desnuclearización de la Península. "La guerra de Corea ha terminado. Estados Unidos y todo su gran pueblo debería estar muy orgulloso de lo que está sucediendo ahora en Corea", escribió el jefe de la Casa Blanca en un mensaje en su cuenta de Twitter en el que se atribuyó a él y los estadounidenses el mérito del histórico encuentro, aunque puso reparos al señalar que "el tiempo dirá" si los resultados fueron buenos.

En un segundo mensaje, minutos después, pidió que por favor "no olviden la gran ayuda que mi buen amigo, el presidente XI de China, dio a los Estados Unidos, particularmente en la frontera de Corea del norte", mensaje que concluyó asegurando que "sin él habría sido un proceso mucho más largo, más duro". Trump también afirmó que hay dos o tres sitios posibles para el encuentro previsto con el líder norcoreano, para las próximas semanas. "Con suerte tendremos gran éxito", dijo Trump, al ser consultado por periodistas sobre el posible encuentro. "No creo que esté jugando", agregó el presidente estadounidense a la pregunta de si Kim habla en serio sobre la paz y desnuclearización de Corea del Norte.

El gobierno de China aplaudió la "determinación" y la "valentía" del dirigente de Corea del Norte, Kim Jong-un, y del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, por esta cumbre por haber acordado dar pasos hacia la desnuclearización completa de la península. La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, destacó la importancia de este encuentro, al que precedió una reunión entre Kim Jong-un y el presidente de China, Xi Jinping, el pasado 27 de marzo.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, por su parte, califico como "positiva" la cumbre, aunque aseguró que habrá que "vigilar el desarrollo" del acordado acercamiento. Rusia, por su parte, se mostró satisfecha con el diálogo directo de las dos Coreas, aseguró el vocero del gobierno de Rusia, Dmitri Peskov, quien recordó que el presidente Vladimir Putin subrayó "en reiteradas ocasiones que una solución viable y sostenible de la situación en la península de Corea se puede basar solo en un diálogo directo entre las partes".

"Gestos concretos"

También Francia saludó el encuentro intercoreano y la declaración suscripta para establecer una paz duradera y para la desnuclearización de toda la península, aunque dejó claro que ahora espera "gestos concretos". En una declaración, un portavoz de la Cancillería destacó el hecho de que los dos países hayan manifestado su voluntad de trabajar en favor de una península coreana desnuclearizada y añadió que Francia espera que ese proceso sea "completo, verificable e irreversible".

En la misma línea, el secretario general de la Otán, Jens Stoltenberg, consideró que la histórica cumbre intercoreana es un "primer paso" de una ruta "larga para una solución a la crisis" de la península. El político noruego se mostró cauto y consideró que "falta mucho trabajo por hacer" y que "el hecho de que las dos partes consigan reunirse es una primera etapa". A su vez, la canciller alemana, Angela Merkel, elogió ayer en Washington al presidente Donald Trump por su rol en los avances diplomáticos en el conflicto intercoreano. La fuerza con la que Trump insistió en que las sanciones contra Corea del Norte sean respetadas dio resultado, dijo ayer Merkel en el marco de un encuentro bilateral con el presidente estadounidense en la Casa Blanca.

El secretario general de la ONU, António Guterres, se refirió ayer al encuentro entre los líderes coreanos, como una "cumbre realmente histórica". "Las potentes imágenes de los dos líderes que se reunieron para fomentar la armonía y la paz en la península coreana han impresionado a muchas personas en todo el mundo", dijo Guterres. La responsable de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, celebró en Bruselas el resultado de la cumbre coreana como una victoria de la diplomacia. La cumbre intercoreana ha demostrado que "el camino hacia la paz es posible pese a todas las dificultades", dijo Mogherini. "Demuestra que el diálogo y la diplomacia son nuestros instrumentos más fuertes para encontrar soluciones pacíficas para los problemas más complicados", agregó. De ello se puede beneficiar toda la región y el mundo, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario