El Mundo

Países del Alba y Argentina chocan con EEUU y sus aliados por Cuba

Cartagena, Colombia. - El disenso de fondo sobre la participación de Cuba parecía dejar sin una declaración final a la VI Cumbre de las Américas en esta ciudad colombiana. Los 32 mandatarios decidieron reunirse a puertas cerradas a discutir el asunto, en lugar de hacerlo ante las cámaras de TV y los cronistas, ante la falta de bases de acuerdo.

Domingo 15 de Abril de 2012

Cartagena, Colombia. - El disenso de fondo sobre la participación de Cuba parecía dejar sin una declaración final a la VI Cumbre de las Américas en esta ciudad colombiana. Los 32 mandatarios decidieron reunirse a puertas cerradas a discutir el asunto, en lugar de hacerlo ante las cámaras de TV y los cronistas, ante la falta de bases de acuerdo. La puja se plantea entre un grupo de países liderados por Venezuela, los países del Alba y Argentina, que están a favor de la integración de Cuba a las cumbres sin exigirle a cambio un proceso de reforma democrática, y otro sector de naciones, liderado por EEUU, que sí exige esa condición. Esta exigencia fue formalizada durante una deliberación interamericana en 2009. Anoche el canciller argentino Héctor Timerman aseguró que no habría declaración final por el "veto" de EEUU y Canadá al planteo sobre Cuba, pero otros cancilleres relativizaron esa afirmación.

Defensa de Obama. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió la posición de Washington frente a Cuba, afirmando que es deber de todos defender la democracia y los derechos humanos en las Américas. "En la Carta Democrática Interamericana, nuestros países declararon que «los pueblos de las Américas tienen el derecho a la democracia y sus gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla»", subrayó Obama en un discurso leído durante la primera sesión plenaria de la VI Cumbre de las Américas, que se desarrolló a puertas cerradas por los disensos sobre Cuba y otros temas, especialmente el tráfico de drogas. Sin nombrar directamente a Cuba, Obama dejó claro que Washington no cambiará su posición: "Cuando los derechos humanos universales son negados, cuando la independencia de los poderes legislativo o judicial o de la prensa es amenazada, nosotros denunciaremos".

Antes, Argentina había adelantado a través de su canciller Héctor Timerman que la cumbre de las Américas no tendría una "declaración final" por el veto de Estados Unidos y Canadá a los artículos referidos al regreso de Cuba al sistema interamericano. "Lamentablemente, Estados Unidos y Canadá vetaron unos artículos. No habrá declaración final", manifestó Timerman. El ministro argentino agregó: "No vamos a elevar los cancilleres a los presidentes una declaración vetada". Esa versión fue ratificada por los ministros de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, y de Venezuela, Nicolás Maduro. Almagro, sin embargo, aclaró que los presidentes pueden reabrir el tema durante las deliberaciones. "Los presidentes pueden retomar todos los asuntos", recordó Almagro.

En tanto, y en abierta "guerra" diplomática con Washington y sus varios aliados centroamericanos, los países del Alba o "bolivarianos" que lidera Venezuela, sacaron una declaración conjunta en la que aseguran que no concurrirán más a las Cumbres de las Américas del futuro si no se invita a Cuba sin la condición exigida por Obama y la Carta Interamericana. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), grupo ideado por el presidente venezolano Hugo Chávez, está integrado por Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, entre otros países. "Manifestamos nuestra decisión de no participar en las próximas Cumbre de las Américas sin la presencia de Cuba", sostuvo el grupo en el documento, en el que además se exige a Washington "el cese inmediato del inhumano bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba". El comunicado señala que Cuba "tiene el derecho incondicional e incuestionable" de participar del foro.

La declaración final no contendría asimismo un apartado sobre el reclamo argentino de soberanía de las Malvinas. El canciller Timerman dijo que no hubo veto en ese punto, sino que directamente "no" habrá texto que incluya ese u otros temas.

La decisión de 2009. Cuba está excluida del sistema interamericano desde 1962. En junio de 2009, los ministros de Exteriores americanos adoptaron una resolución que dejó sin efecto esa expulsión de la Organización de Estados Americanos (OEA). Pero la resolución de 2009 declara que la participación de Cuba en la OEA será el resultado de "un proceso de diálogo iniciado a solicitud del gobierno de Cuba y de conformidad con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA". En otras palabras, en acuerdo con los contenidos en la Carta Interamericana, que exigen respetar e impulsar la democracia y sus valores. Cuba nunca planteó esa solicitud, y, al contrario, ha dicho reiteradamente que no lo hará, dado que no cambiará su régimen político de partido único. Hace pocas semanas, durante la visita del Papa a la isla y ante el reclamo de éste por reformas políticas, altos funcionarios cubanos volvieron a ratificar que el sistema socialista cubano no será sujeto a cambios.

La concertada ofensiva diplomática de los países del Alba más Argentina se inició hace un par de semanas con la advertencia del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de que no concurriría a Cartagena si no se invitaba a Cuba de manera incondicional. Correa no viajó a Cartagena, al igual que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. En cuanto al líder venezolano, Hugo Chávez, no concurrió por consejo médico (ver página 30).

Narcotráfico. El debate sobre Cuba tapó por completo el que debía ser el tema central de la cumbre: el narcotráfico. Obama rechazó la idea de liberar el consumo que impulsan países como México, Colombia o Guatemala. "Entiendo el costo del narcotráfico, es brutal", dijo Obama en un evento de la cumbre con empresarios. "Personalmente creo que la legalización no es la respuesta. Creo que podría ser tan corruptor como mantener el status quo". Latinoamérica busca un rol mayor en la lucha contra las drogas por parte Estados Unidos, el principal consumidor de drogas del mundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario