El Mundo

Otros dos muertos en Venezuela y ya suman 21 las víctimas fatales

Un policía antimotines y un civil murieron ayer por impactos de bala en un nuevo incidente que lleva a 21 el saldo oficial de muertos en las protestas que sacuden Venezuela, calificadas por el...

Viernes 07 de Marzo de 2014

Un policía antimotines y un civil murieron ayer por impactos de bala en un nuevo incidente que lleva a 21 el saldo oficial de muertos en las protestas que sacuden Venezuela, calificadas por el presidente Nicolás Maduro como un intento de golpe de Estado. El miércoles, Maduro llamó "a las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (grupos de militancia civiles), a los obreros y campesinos, a hacer valer la orden de nuestro comandante Hugo Chávez: candelita que se prenda, candelita que apagamos con nuestro pueblo", en alusión a las barricadas en las calles. Los muertos fueron atacados por un francotirador desde los edificios de un barrio de clase media en el este de Caracas cuando trataban de despejar las barricadas levantadas por la oposición, dijeron las autoridades. "No quedaran impunes estos asesinatos", dijo el presidente. "Estos asesinos serán capturados, enjuiciados y encarcelados. Pagarán sus crímenes como actores materiales". Un segundo motociclista fue herido y está grave. La presencia de civiles armados afines al gobierno que se movilizan en motos para amedrentar o agredir a opositores ha sido una denuncia constante de los antichavistas, mientras desde el gobierno niegan su existencia y retrucan que hay francotiradores mercenarios a sueldo de la ultraderecha.

Los incidentes de ayer estallaron mientras organismos multilaterales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y relatorias de las Naciones Unidas examinan la situación en Venezuela y reclaman al gobierno que investigue las decenas de denuncias de abusos policiales.

La reunión de la OEA para analizar la crisis venezolana fue solicitada por Panamá, país al que Maduro, en un encendido y fuerte discurso el miércoles frente a la tumba de su mentor Hugo Chávez, acusó de tratar de "crear las condiciones para justificar una intervención militar".

Mesa de diálogo. En un intento por frenar las protestas que han dejado ya 21 muertos, casi 300 heridos y decenas de denuncias de violaciones a los derechos humanos, el vicepresidente Jorge Arreaza instaló ayer una mesa de diálogo en San Cristóbal, en la frontera con Colombia. Será la primera mesa de diálogo regional, luego de la apertura de una nacional en Caracas por Maduro y que fue boicoteada por los estudiantes y la variopinta alianza opositora Mesa de Unidad Democrática, liderada por Henrique Capriles, derrotado en la presidencial de abril con 49 por ciento de sufragios.

Enemigos por doquier. Venezuela es escenario, desde el 4 de febrero, de manifestaciones que comenzaron con una protesta estudiantil en San Cristóbal, luego de un intento de violación en un campus universitario.

Las marchas, a las que se sumaron sectores radicales de la oposición que piden la renuncia del gobierno electo hace 11 meses, se extendieron a todo el país denunciando altísimas tasas de homicidio, inflación y recurrente escasez de bienes básicos.

El gobierno sostiene que las protestas son parte de un golpe de Estado en desarrollo a cargo de lo que define como grupos fascistas, con participación de Estados Unidos y sectores de Colombia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario