El Mundo

Otro atentado más: ¿por qué la milicia islámica sigue siendo peligrosa para Europa?

Tras perder el control de gran parte de Siria e Irak, el Isis intenta compensar esas derrotas empleando tácticas de guerrilla.

Sábado 19 de Agosto de 2017

París, Bruselas, Londres, Berlín y ahora Barcelona. La milicia terrorista Estado Islámico (Isis, por sus siglas en inglés) no deja de azotar Europa. Los atentados son para los extremistas uno de los instrumentos más importantes en su lucha contra sus enemigos. El Isis sufrió importantes reveses en Siria e Irak. ¿Cuan fuerte sigue siendo la organización? Cuando los yihadistas conquistaron hace más de tres años la ciudad de Mossul, norte de Irak, el poder del Isis vivió su punto culminante. Entonces, la milicia islámica controlaba grandes territorios en Irak y Siria. Ahora perdió la gran mayoría de esas zonas, en parte debido a la ayuda militar que proporcionó a las fuerzas locales la coalición liderada por Estados Unidos contra los grupos islámicos. La derrota militar del Isis en ambas naciones árabes parece ser una cuestión de tiempo. Pero con ello no se los derrotó. Se teme que los combatientes pasen a la clandestinidad y comiencen a emplear tácticas de guerrilla, tal como hicieron antes tan exitosamente. El descontento entre los ciudadanos de ambos países es tan elevado que el Isis sigue captando simpatizantes.

• ¿Por qué el Isis apuesta por los atentados? La proclamación del "Califato" en Siria e Irak hace tres años fue también una demostración de fuerza. Ni siquiera la red terrorista Al Qaeda consiguió crear un "Estado" propio. Esa fuerza fue un imán para muchos simpatizantes y atrajo en masa al campo de batalla a yihadistas de todo el mundo. Ahora, el Isis intenta compensar con atentados las derrotas militares. Así consigue transmitir a sus seguidores que sigue siendo poderoso y que tiene capacidad de combate. Para los ataques los yihadistas no necesitan logística sofisticada. Sólo un vehículo, que en sus manos se convierte en arma letal. En Internet, el Isis instruye cómo llevar a cabo esos ataques.

   La milicia aprovecha la atención mediática que le proporcionan los ataques en todo el mundo. Busca minar y destruir las sociedades de su enemigo con la esperanza de sacar partido de la inseguridad y el caos.

• ¿Por qué Europa es continuamente objetivo de los atentados? Numerosos países europeos forman parte de la coalición anti-Estado Islámico, en la que la milicia terrorista ve una alianza de "cruzados" que quieren destruir el Islam. España tiene además un atractivo especial porque durante la Edad Media el poder musulmán se estableció en la Península Ibérica, en el reino de Al Andalus. El Isis encuentra adeptos y potenciales atacantes en Europa entre los hijos de familias de inmigrantes ya establecidos, los propios inmigrantes y personas que se convirtieron al islam. Los atentados se consideran además un medio más en la guerra asimétrica. Desde el punto de vista militar, el Isis es inferior a sus adversarios, pero con los atentados los extremistas intentan descorazonarlos. En países musulmanes se cometen muchos más atentados que en Europa. En la capital iraquí, Bagdad, las bombas islamistas estallan casi a diario.

• ¿Acabarán los ataques si se vence militarmente al EI en Siria e Irak? No hay indicios que apunten en ese sentido, sino más bien todo lo contrario. Si se vence militarmente al Isis puede ser que la milicia recurra más veces a perpetrar atentados. Aun cuando se matara a los principales líderes, persiste la ideología radical de los yihadistas que simpatizantes difunden a través de Internet y cuyo contenido apenas se puede controlar. Además el Isis se extendió a numerosos países desde los que puede actuar.

• ¿Qué tiene que pasar para que se acabe definitivamente con el EI?

El no se hizo fuerte por su propia fuerza sino por la debilidad de sus adversarios y un ejemplo de ello es Irak, donde las élites corruptas dejaron hace tiempo de cumplir con sus tareas. El gobierno, dominado por la mayoría shiíta del país, discriminó a los sunitas, desatendiendo por años sus regiones, lo que acabó convirtiéndose en un caldo de cultivo para la ideología del EI, sunitas radicales. La élite política iraquí, rico en petróleo, tiene fama de estar interesada sólo en enriquecerse. La corrupción impide que el Ejército, desmantelado tras la caída de Saddam Hussein, vuelva a ser una fuerza suficientemente efectiva. Cuando esos problemas se corten de raíz, también será posible acabar con el Isis.

Catalanes olvidan sus diferencias políticas y secesionistas

Miles de habitantes de Barcelona guardaron un minuto de silencio ayer en honor a las víctimas del reciente ataque terrorista en la ciudad, dejando por un momento sus diferencias políticas sobre los anhelos independentistas de Cataluña. El 1º de octubre se realizará un referéndum sobre el tema, a pesar de que el gobierno central lo considera ilegal, y en los últimos tiempos se volvió común ver banderas catalanas en Barcelona, la capital de esa rica región. La bandera roja y amarilla con la estrella azul viene a simbolizar las ansias independentistas. Cuando comenzó la ceremonia de recordación en la Placa Catalunya y algunas personas alzaron banderas españolas y catalanas, otros les gritaron: "¡Fuera la bandera!". Fue un momento elocuente que expresó la unidad colectiva a pesar de la controversia.

   El diario El País exhortó ayer a las autoridades a hacer a un lado sus diferencias, especialmente en torno al asunto de la secesión, para atender la crisis del momento. Sin embargo, al ser interrogado sobre si el ataque le cambió sus objetivos políticos, el líder del gobierno regional, Carles Puigdemont, respondió que el suceso no tiene nada que ver con los intentos de secesión. Dijo que la lucha al terrorismo es un esfuerzo común de todo el mundo, independiente de las tendencias políticas que tenga cada quien.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario