El Mundo

Olmert enfrenta difusión de informe sobre guerra en El Líbano

El primer ministro israelí,  Ehud Olmert, afronta hoy la difusión de un informe clave sobre la  guerra de Israel en el Líbano de 2006 que se espera cuestione su  manejo del conflicto y renueve los llamados a su renuncia.

Miércoles 30 de Enero de 2008

Jerusalén- El primer ministro israelí,  Ehud Olmert, afronta hoy la difusión de un informe clave sobre la  guerra de Israel en el Líbano de 2006 que se espera cuestione su  manejo del conflicto y renueve los llamados a su renuncia.

Una comisión encabezada por el ex juez Eliyahu Winograd tiene  previsto presentar el informe final sobre la guerra contra el  partido Hezbollah, ocho meses después de que un informe parcial  habló de “severas fallas” del premier y de otros funcionarios.

Antes de la publicación, un miembro del Partido Laborista,  principal socio de la coalición de Olmert, llamó al premier a dimitir por la guerra, vista como un fracaso en Israel porque no  acabó con Hezbollah ni permitió rescatar a dos soldados cautivos.

“Los seguidores de Olmert invocan toda suerte de argumentos  para que siga en el poder, como la necesidad de continuar el  proceso de paz con los palestinos o la lucha contra Hamas o Irán”,  dijo ayer el secretario general del laborismo, Eitan Cabel.

“Pero nada justifica que permenezca al mando”, agregó.

Además de Cabel, otros políticos, así como familiares de los  soldados caídos y 50 comandantes de unidades de reserva  intensificaron las exigencias de que Olmert renuncie antes de la  difusión del informe.

Olmert es el único dirigente de alto rango que siguió en el  poder tras la guerra y la difusión del primer informe, que lo  acusó de haber ido a la guerra precipitadamente sin un plan  militar adecuado y sin asesorarse por nadie ajeno al Ejército.

El premier, de 62 años, también investigado por corrupción,  mandó decir a sus voceros que no tiene “ninguna intención en  absoluto” de dimitir tars la publicación del informe final.

La contienda contra Hezbollah, de apenas 33 días de duración,  causó la muerte de 1.200 libaneses, la mayoría de ellos civiles, y  de 160 israelíes, en su mayoría soldados.

Una eventual retirada del laborismo dejará a Olmert sin  mayoría parlamentaria y forzará la caída de su gobierno.

Asesores de Olmert advirtieron ya que un final de la coalición  de gobierno supondrá seguramente también la suspensión de las  negociaciones de paz con los palestinos, retomadas tras una cumbre  en Annapolis, Estados Unidos, a fines de noviembre. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario