El Mundo

Ola de arrestos en Brasil, Paraguay y Uruguay por el "Lava Jato"

La Policía Federal allanó el Senado y realizó detenciones en el interior. Pero el principal buscado vive en Asunción y no había sido ubicado.

Viernes 04 de Mayo de 2018

Por orden judicial, la Policía brasileña buscó detener a 55 personas en todo el país y en el extranjero, en una gran operación sobre el lavado de dinero a nivel internacional derivada del escándalo de corrupción "Lava Jato". Entre los buscados se halla el cambista brasileño Darío Messer, quien reside en Paraguay y al que se vincula con el presidente de ese país, Horacio Cartes. A Messer se lo considera lavador de dinero para el partido PT del ex presidente Lula da Silva. Ayer, Interpol Paraguay había recibido la orden de detención, pero aún no lo había arrestado. Los allanamientos incluyeron al Senado brasileño, mientras el Tribunal Supremo debatía y aprobaba recortar la protección que brinda el fuero a los legisladores nacionales (ver aparte).

En medio país

Las órdenes de arresto se cumplieron desde la mañana en los estados de Río de Janeiro, San Pablo, Minas Gerais, Rio Grande, Paraná y en Brasilia, según comunicó la Policía Federal. La PF emitió 43 órdenes de prisión preventiva en Brasil y seis en el extranjero, además de otras seis órdenes de "prisión temporal". Los países implicados son Uruguay y Paraguay. Las órdenes de arresto o comparecencia ante la Justicia se fundamentan en denuncias de intermediarios de pagos ilegales de empresas a políticos. Estas denuncias surgen del mecanismo de cooperación con la Justicia conocido como "delación premiada", es decir, la rebaja de la pena a cambio de entregar información verificable y de valor. Este mecanismo es el que permitió el espectacular progreso del Lava Jato, que llevó a prisión a grandes empresarios, como Marcelo Odebrecht, a numerosos gerentes de la estatal Petrobras y a políticos de primer orden, como recientemente ocurrió con el ex presidente Lula da Silva.

La operación del ayer, bautizada "Cambio Desligo" ("Cambio y fuera") busca "desarticular una organización delictiva especializada en la práctica de crímenes financiero y evasión de divisas", señaló la Policía. La trama descubierta "es responsable por una compleja estructura de lavado de dinero transnacional y ocultación de divisas", agregó la Federal y por montos de más de mil millones de dólares sólo en el caso de Messer.Según el portal Globo, el principal objetivo de la operación es precisamente Darío Messer, intermediario o "cambista" ("doleiro", en la jerga brasileña). Ayer no se conocía el paradero preciso del "doleiro". Medios paraguayos describen a Messer como una persona cercana al presidente Horacio Cartes. Messer es sindicado como "lavador" del partido PT de Lula y figura clave en varios otros escándalos. Vive en Paraguay, donde tiene una empresa que aparece en un caso de evasión en Ciudad del Este. Messer formó parte de una delegación oficial que acompañó al presidente Cartes en 2017 en una visita a Israel. Messer publica en redes sociales que es propietario de Chai SA, ganadera y productora de eucaliptos, empresa que apareció el año pasado entre 285 sospechosas de evasión fiscal, según una lista publicada por el diario local ABC Color.

"Cambio Desligo" es una ramificación del "Lava Jato", que lleva a cabo el juez federal de Brasil Marcelo Bretas. Messer es visto como principal responsable de un esquema de lavado de dinero por un monto que alcanza los 1.652 millones de dólares. Según la Policía Federal, el grupo contaba con unas 3.000 empresas "offshore" en 52 países.

En Uruguay

En Uruguay, en tanto, se detuvo a cuatro de las cinco personas requeridas por el juez brasileño. Los imputados son brasileños y usaban el sistema llamado "bank drop", en el que los cambistas envían dinero al exterior sin pasar por las instituciones bajo control del Banco Central. La operación se lanzó en base en delaciones hechas a la Justicia brasileña por los cambistas Vinícius Vieira Barreto Claret y Cláudio Fernando Barbosa. Ambos colaboraban en la red que lideraba el ex gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, actualmente preso, que desvió millones de dólares durante su gestión entre 2007 y 2014. Los dos fueron a prisión en Uruguay y luego fueron extraditados a Brasil, donde acordaron colaborar con las autoridades a cambio de la rebaja de su pena. Las detenciones se produjeron en una operación coordinada por las autoridades de ambos países. No se informaron los nombres de los detenidos. Uruguay destacó su cooperación con la Justicia de Brasil.

sin privilegios. La Policía Federal se retira del anexo del Senado en Brasilia, donde allanaron despachos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario