El Mundo

Ofensiva de Berlusconi contra el premier Monti fractura a su partido

Roma. — Los ataques de Silvio Berlusconi contra el actual jefe de gobierno Mario Monti, en especial su amenaza de quitarle apoyo parlamentario y hacer caer a su gobierno, desataron una crisis política entre los conservadores italianos, muchos de los cuales se diferenciaron públicamente de su líder.

Lunes 29 de Octubre de 2012

Roma. — Los ataques de Silvio Berlusconi contra el actual jefe de gobierno Mario Monti, en especial su amenaza de quitarle apoyo parlamentario y hacer caer a su gobierno, desataron una crisis política entre los conservadores italianos, muchos de los cuales se diferenciaron públicamente de su líder. Berlusconi fue condenado el jueves a una pena de cárcel por fraude fiscal, y el sábado hizo explosivas declaraciones, que eran ayer motivo de comentario de los diarios italianos.

"Berlusconi amenaza con hacer caer a Monti", tituló el principal diario italiano, el Corriere della Sera, mientras Il Messaggero titulaba "Berlusconi contra Monti" y La Stampa "Berlusconi ataca a Monti". "Debemos poner en la balanza por un lado la política del gobierno, que nos lleva a una espiral recesiva de la economía" y por otro cómo reaccionaría "el mundo de las finanzas" si el partido de Berlusconi retirara su confianza al gobierno de Monti en el Parlamento, había advertido il Cavaliere. Italia está en una difícil situación financiera y su deuda causa preocupación en Europa. Monti ha logrado mejoras en la percepción europea de Italia al reemplazar a Berlusconi como premier el año pasado. "En los próximos días decidiremos, con las instancias de mi partido, si es preferible retirar inmediatamente la confianza (a Monti) o mantenerla, dado que están por llegar las elecciones", agregó Berlusconi.

El jueves Berlusconi fue condenado a cuatro años de cárcel por fraude fiscalt, pena que fue reducida a un año gracias a una amnistía. Los abogados de Il Cavaliere anunciaron que recurrirán la sentencia. Berlusconi no irá preso mientras no haya una sentencia firme.Al conocer la sentencia, atacó a la magistratura nuevamente. Y el sábado Berlusconi disparó en todas las direcciones. Si bien remarcó que no será candidato, dejó claro que no dejará la escena. Y atacó a Monti: "Crea recesión, hace la política impuesta por Alemania", afirmó, agrediendo así también a Angela Merkel. Tampoco olvidó a la magistratura, a la que prometió "reformar para que otros ciudadanos no padezcan la experiencia que sufro yo". Las radicalización de Berlusconi facilitó la tarea al centroizquierda y deja en graves dificultades al centroderecha. Ayer, la mezcla de estupor y malestar en las filas del partido de Berlusconi, el PDL, era evidente. De hecho, varias figuras del PDL y sus aliados rechazaron de plano las afirmaciones de su jefe, que ven como un suicidio político. Ocurre que Monti es uno de los pocos políticos de prestigio en Italia, pese a las inevitables medidas de ajuste que está aplicando. El centroizquierda apoya a Monti y lo mismo hacía hasta ahora el PDL. Sólo la populista Liga Norte se oponía abiertamente al gobierno de Monti. Ayer, la Liga se congratuló con la nueva iniciativa del Cavaliere, con quien rompió un alianza de años por apoyar a Monti.

Reacciones de rechazo.El diario romano La Repubblica, conocido adversario histórico de Berlusconi, recogía los rechazos entre sus propias filas. El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Napoli, afirmó: "Berlusconi se dañó a sí mismo, porque después de lo que dijo los moderados no nos acompañarán, y así no ganaremos jamás las elecciones. El 80 por ciento del partido está con Alfano, Berlusconi representa a la minoría". Angelino Alfano es el secretario general del PDL. El dirigente se mantenía en un silencio total, refugiado en Sicilia, su distrito, donde se desarrollaban unas elecciones locales. Otro referente el ex ministro de Exteriores, Franco Frattini, aseguró que "el apoyo al gobierno se mantiene", mientras que otro histórico del sector, Maurizio Sacconi tranquilizó: "Monti puede seguir adelante", aunque reiteró reclamos sobre la reforma fiscal.

Pier Luigi Bersani, líder del principal partido de centroizquierda, el PD, dijo estar "preocupado de esta posición de Berlusconi. Ya tuvimos bastante populismo. El país necesita dejará atrás una fase y mirar adelante", en referencia al os 19 años y varios Ejecutivos que lideró il Cavaliere.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS