El Mundo

Obama se siente protegido, pero los estadounidenses están intranquilos

El demócrata restó importante al supuesto complot de dos jóvenes neonazis para asesinarlo. La seguridad del candidato presidencial cuesta al Estado 44 mil dólares diarios.

Miércoles 29 de Octubre de 2008

Washington. — No era hasta el momento un auténtico plan, tranquilizó ayer el servicio secreto estadounidense, y quizá nunca lo habría sido, pero la noticia de que dos jóvenes neonazis forjaban un complot para asesinar al candidato demócrata a la presidencia, Barack Obama, y a decenas de ciudadanos negros, desató nueva inquietud entre los estadounidenses.

Ya en la precampaña electoral, seguidores de Obama expresaron sus temores de que el senador afroamericano de una forma o de otra no consiguiera llegar a la Casa Blanca. Su mensaje de esperanza y cambio y aún más su color de piel podrían convertirlo en objetivo de fanáticos extremistas de derecha o de almas perturbadas, según sus preocupaciones. Así ocurrió en la primavera de 1968, cuando en sólo dos meses fueron asesinados en Estados Unidos el defensor de los derechos civiles Martin Luther King y el candidato demócrata a la presidencia Robert Kennedy.

Se especuló incluso que esas consideraciones desempeñaron un papel en la decisión de la rival de Obama en las primarias, Hillary Clinton, de permanecer hasta el final en la carrera por la candidatura demócrata, algo que ella negó enérgicamente.

No dramatizar. El propio Obama restó importancia al arresto de los dos supremacistas blancos dada a conocer el lunes por el Departamento de Justicia. Los analistas explican que eso no tiene que ver sólo con que no quiere dramatizar el incidente de forma innecesaria incitando a posibles imitadores; en general, el político afroamericano de 47 años es conocido por su reticencia a hablar sobre peligros potenciales para su seguridad y a lo sumo hace cuando es preguntado por ello.

"Tengo la mejor protección del mundo", dijo una vez ante sus alarmados seguidores. "Así que dejen de preocuparse". La "mejor protección" es quizá el servicio secreto. Desde el 3 de mayo, Obama es acompañado por agentes del servicio estadounidense. Nunca antes un candidato presidencial llevó guardaespaldas de este tipo tan pronto, lo que constituye una señal de que no sólo sus seguidores de Obama veían un alto riesgo para su vida.

El "renegado". No fue Obama quien pidió protección tan temprano, sino que accedió a regañadientes después de que su compañero de partido y senador Richard Durbin y otros miembros del Congreso se lo sugirieran insistentemente. Entre ellos estaba el diputado Bennie Thompson, que incluso se dirigió a los servicios secretos sin el conocimiento de Obama. "Su candidatura es tan especial y tan importante para el país que hay que hacer todo lo necesario para que tenga la oportunidad de desempeñar su papel", había dicho el congresista. Obama, a quien los servicios pusieron el nombre en clave "Renegade" (Renegado), habló con su familia sobre la cuestión de la seguridad antes de ser candidato a la presidencia. Durante la campaña calificó el asesinato de King y de Kennedy como un trauma nacional. Pero aseguró que "ni Bobby Kennedy ni Martin Luther King tenían la protección del servicio secreto".

Los medios aseguran que los agentes a su alrededor se han hecho amigos suyos: al parecer juegan al básquet y ven eventos deportivos juntos en su casa de Chicago cuando el tiempo se lo permite. La protección personal de Obama cuesta 44.000 dólares diarios. Para el candidato se ha convertido desde hace tiempo en algo cotidiano. "No es algo en lo que piense a diario", dijo en una ocasión refiriéndose a su seguridad. "Creo que todo el que aspire a ocupar la presidencia sabe que hay algunos riesgos, al igual que los hay en el resto de las cosas".

Cuatro puntos

Obama tiene una ventaja de 4 puntos sobre su rival republicano, John McCain, en la campaña, según un sondeo de Reuters/C-SPAN/Zogby publicado ayer. Obama tiene un 49% de respaldo frente al 45% de McCain entre los posibles votantes, con una ligera disminución respecto a la ventaja de 5 puntos que tenía el lunes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario