El Mundo

Obama recorrió la Zona Cero para "ayudar a cicatrizar las heridas"

Por primera vez desde que es presidente y a cuatro días de la misión que terminó con la vida del líder terrorista Osama Bin Laden, Barack Obama visita el lugar donde estaban las Torres Gemelas y homenajea a las más de 3 mil víctimas que dejó el atentado. La Casa Blanca ha dejado claro que Obama no hará declaraciones durante esta visita.

Jueves 05 de Mayo de 2011

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy a la zona cero de Nueva York para homenajear a las víctimas de los atentados del 11-S, cuyo principal responsable, Osama Bin Laden, fue asesinado el domingo en una misión ordenada por el propio mandatario.

Según dijo su portavoz, Jay Carney, durante el corto viaje desde Washington, el objetivo del mandatario es “ayudar” tanto a los neoyorquinos como al resto de los estadounidenses a “lograr un cierto sentimiento” de que están cicatrizando “las heridas”  abiertas el 11 de septiembre de 2001.

“El presidente considera que es apropiado viajar a Nueva York esta semana, tras la exitosa misión (...) con el objetivo de reconocer la terrible pérdida que Nueva York sufrió el 11-S y para reconocer la carga que las familias de las víctimas y sus seres queridos han portado desde entonces”, agregó.

A nadie escapa, sin embargo, que lo de Bin Laden, uno de los mayores éxitos de su gestión, Obama comenzó a utilizarlo políticamente de cara a la campaña electoral en la que buscará su reelección.

Obama llegó a media mañana (local) a Nueva York, donde fue recibido por el ex alcalde Rudolph Giuliani, y dos camiones de bomberos.

Desde ahí se dirigió directamente a la compañía 54 de bomberos de Manhattan, donde se reunirá con algunos de los miembros de los equipos de rescate que acudieron en cuanto se estrellaron los dos aviones contra las Torres Gemelas hace ahora casi diez años.

Esta compañía perdió a 15 de sus miembros durante las primeras horas del 11-S. Compañeros entrevistados por el canal de noticias CNN declararon su intención de agradecerle al mandatario “por un trabajo bien hecho” ultimando al líder de Al Qaeda e incluso ofrecerle un almuerzo en la estación.

En la agenda de Obama también figura una ceremonia de ofrenda floral en la misma zona cero de Manhattan, así como una reunión -en  privado- con algunos de los familiares de las víctimas.

La Casa Blanca ha dejado claro que Obama no hará declaraciones durante esta visita, la primera que hace al lugar como presidente.

Aunque Obama lo invitó expresamente, su predecesor George W.  Bush no acompaña al actual inquilino de la Casa Blanca en esta visita de alto valor simbólico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario