El Mundo

Obama, luego de triunfar en Iowa, desafía a Hillary en un Estado más complicado

Manchester. — Renovados tras sus grandes victorias en Iowa, el demócrata Barack Obama y el republicano Mike Huckabee volaron a New Hampshire para hacer campaña con vistas a la primaria presidencial del próximo martes. Los “caucus” o asambleas locales dieron a Obama un amplio triunfo en Iowa...

Sábado 05 de Enero de 2008

Manchester. — Renovados tras sus grandes victorias en Iowa, el demócrata Barack Obama y el republicano Mike Huckabee volaron a New Hampshire para hacer campaña con vistas a la primaria presidencial del próximo martes. Los “caucus” o asambleas locales dieron a Obama un amplio triunfo en Iowa sobre la principal precandidata demócrata, Hillary Clinton, quien quedó tercera, pero los analistas advierten que este resultado no es demasiado representativo de la tendencia nacional.
  En Iowa la senadora por Nueva York consiguió el apoyo de un 29,47% de los delegados, un humillante tercer puesto por detrás de Obama, con el 37,6%, y del ex senador John Edwards, cuyo 29,75% lo mantiene en carrera.
  Un sondeo de Reuters-Zogby publicado ayer, sin embargo, pronosticó los triunfos de Hillary Clinton y del republicano John McCain en New Hampshire, pero el estudio fue realizado antes de la votación del jueves a la noche en Iowa. Tanto Hillary como el republicano favorito, Mitt Romney, apuntan a recuperar rápidamente su primer lugar en sus respectivos partidos, haciendo olvidar el traspié de Iowa, un distrito pequeño que da pocos delegados a las convenciones partidarias que elegirán al candidato presidencial.
  Todos los candidatos importantes recorrieron ayer New Hampshire para asistir a eventos políticos, previamente a los debates cara a cara en Manchester y a la elección primaria del martes.

Valor relativo.  Los “caucus” de Iowa inauguraron el proceso para elegir a los candidatos demócrata y republicano que competirán en la elección presidencial de noviembre para reemplazar al presidente George W. Bush. Aunque Iowa es un Estado rural con escasa población y pocos votantes, sus primarias suelen ser muy importantes porque le sirven al país para medir qué candidatos arrancan con fuerza la carrera electoral. El proceso culminará el 5 de febrero, cuando más de 20 Estados tengan sus primarias. Si bien los partidos no designan a su candidato sino hasta sus respectivas convenciones en agosto y septiembre, los nominados se conocerán ese día. New Hampshire determinará qué tan sólidas son las candidaturas de Obama y Huckabee.
  Hillary Clinton sería la primera mujer presidente en Estados Unidos. Si bien lideró durante meses los sondeos nacionales de intención de voto, fue netamente derrotada en Iowa por Obama, senador por Illinois que sería el primer presidente negro. “Creo que es un presagio de lo que va a pasar en todo el país”, dijo Obama durante su vuelo desde Iowa hasta New Hampshire.
  Obama señaló que su mensaje de esperanza y cambio había llegado a los habitantes de Iowa y había incentivado a muchos a votar por primera vez.
  Pero el sondeo de Reuters-Zogby conocido ayer pronostica una marcada diferencia entre ambos aspirantes demócratas en New Hampshire. Clinton lidera con el 32%, frente al 26% de Obama, mientras John Edwards registra un lejano 20%.
   En el bando republicano, Huckabee, de 52 años, ex gobernador de Arkansas y antiguo predicador baptista que reniega de la ciencia moderna, fue un sorpresivo ganador en Iowa, ya que salió de la nada para vencer a su rival Mitt Romney.

Huckabee yMcCain. Al igual que Obama, Huckabee desató una oleada de entusiasmo al defender un mensaje de cambio, con su figura ajena al establishment político de Washington. “Sabemos que entramos a la escena con mucho impulso,” dijo ayer. “También sabemos que quizás no ganemos en New Hampshire pero quién sabe, quizás lo hagamos. Hemos ido logrando mejores resultados en cada paso de este proceso”.
  Romney pretendía obtener un doble triunfo en Iowa y New Hampshire para lograr el control de la carrera republicana. Pero ahora está tambaleando en New Hampshire, desafiado por John McCain, el veterano senador por Arizona y ex prisionero en Vietnam que ganó en la primaria del Estado en 2000 y cuyo discurso parece atraer a los votantes locales.
  McCain dijo que estaba satisfecho con el impulso que tenía en New Hampshire. “Tenemos que mantener el ritmo. Tenemos muchos votantes aquí, tenemos que convencerlos en los próximos días”, arengó a sus militantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario