El Mundo

Obama les declara la guerra a los hackers y nombra un zar informático

El presidente quiere proteger a la enorme red de internet del país contra los ataques. Subrayó que la privacidad no será afectada por la vigilancia gubernamental

Sábado 30 de Mayo de 2009

Washington. — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que creará un área de ciberseguridad en la Casa Blanca a cargo de un "zar informático", a la vez que instó tanto al Estado como al sector privado a trabajar juntos para salvaguardar los datos del país en internet. "El ciberespacio es real, al igual que los riesgos que conlleva", sostuvo Obama en la Casa Blanca, en declaraciones en las que resaltó las amenazas a la infraestructura digital de la nación. Estados Unidos es el país fundador de internet, y es el de más alto nivel de acceso a la Web en el mundo.

Obama agregó que como respuesta a esas amenazas nombrará a un funcionario, algocomo un "zar informático", para que coordine políticas de ciberseguridad dentro del gobierno y organice la reacción que tendría Estados Unidos ante cualquier ataque importante a su red digital. "Estamos creando una nueva oficina en la Casa Blanca que será encabezada por el coordinador de ciberseguridad. Debido a la importancia crítica de este trabajo, yo seleccionaré personalmente a ese funcionario", detalló Obama, un fanático de la Web y hábil usuario de sus capacidades durante ka campaña electoral que lo depositó en la Casa Blanca. "Este funcionario tendrá mi apoyo absoluto y acceso regular a mi persona mientras hacemos frente a estos retos", añadió el presidente en referencia al futuro "zar".

Obama también dijo que su gobierno no va a establecer normas de ciberseguridad para las empresas privadas, pero sí buscará estrechar lazos entre el sector público y el privado, así como en las inversiones en investigaciones para desarrollar una infraestructura segura en materia informática.

Privacidad sagrada. También resaltó la importancia de la privacidad, en peligro por las incursiones de los hackers. "Nuestra búsqueda de ciberseguridad no, y repito, no, incluye monitoreo a las redes del sector privado o al tráfico de internet. Preservaremos y protegeremos la privacidad personal y las libertades civiles que mantenemos como estadounidenses", afirmó el presidente. "En efecto, yo mantengo el compromiso firme por una red neutral en la que podamos mantener Internet como debe ser: abierta y libre", agregó.

La industria tecnológica quería que fuera designado un responsable de seguridad cibernética en la Casa Blanca para tener acceso al presidente. El sector, uno de los más importantes de la industria estadounidense, pedía al presidente que eligiera a un coordinador en la Casa Blanca para supervisar la ciberseguridad y quería participación del sector privado. "Ahora, nuestro mundo virtual se va a convertir en viral", advirtió Obama sobre el peligro creciente de virus, troyanos y otras pestes.

"Sólo acabamos de empezar a explorar la próxima generación de tecnologías que transformarán nuestras vidas de modos que ni siquiera podemos empezar a imaginar. Así que nos espera un nuevo mundo, un mundo de mayor seguridad y con un mayor potencial de prosperidad si tratamos de alcanzarlo, si damos un salto", arengó el primer mandatario, quien intenta que la crisis económica no ahogue su agenda de gobierno.

Vacíos en materia de Defensa de la ciberseguridad en Estados Unidos han permitido importantes incidentes de robos de identidades personales, dinero, propiedad intelectual y secretos corporativos. Aunque Obama no lo mencionó expresamente, existe un uso de la web que preocupa especialmente a los ciudadanos: el que hacen, presumiblemente, los servicios secretos. Se cree que estos violan el derecho a la privacidad sistemáticamente. El asunto ya forma parte del imaginario popular de EEUU y ha sido tema de varias películas y series de TV.

Beneficiario y víctima. Obama es muy consciente de la importancia vital de internet. Ha usufructuado sus beneficios, pero también sufrido sus peligros. Como él mismo reconoció ayer, ganó las elecciones presidenciales en parte gracias a la fuerza de la Web. Durante la larga campaña, hackers entraron en la página web del entonces candidato demócrata y robaron información de la base de datos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario