El Mundo

Obama insiste en levantar el embargo a Cuba y confirmó reapertura de embajadas

 Aunque el gobierno cubano confirmó que abrirá su embajada en Washington el 20 de julio, Obama no dio ninguna fecha concreta de cuando inaugurarán su embajada en La Habana.

Miércoles 01 de Julio de 2015

El presidente Barack Obama anunció hoy que los gobiernos de Estados Unidos y Cuba han llegado a un acuerdo para el restablecimiento de relaciones bilaterales y la apertura este verano (boreal) de embajadas en Washington y La Habana después de más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico.

“Hace más de 54 años, en los momentos álgidos de la Guerra Fría, Estados Unidos cerró su embajada en La Habana. Hoy puedo anunciar que Estados Unidos ha llegado a un acuerdo para restablecer formalmente relaciones diplomáticas con la República de Cuba y reabrir embajadas en nuestros respectivos países”, dijo Obama en los jardines de la Casa Blanca.

Obama consideró que se trata de “un paso histórico hacia delante para normalizar las relaciones con el gobierno de Cuba y su pueblo y para empezar un nuevo capítulo con nuestros vecinos en las Américas”.

Aunque el gobierno cubano confirmó que abrirá su embajada en Washington el 20 de julio, Obama no dio ninguna fecha concreta de cuando inaugurarán su embajada en La Habana.

El presidente anunció que el secretario de estado John Kerry viajará “más tarde este verano a La Habana para izar con orgullo la bandera estadounidense en nuestra embajada una vez más”.

“No tenemos que ser prisioneros del pasado. Cuando algo no funciona (en referencia a la anterior política de Washington hacia Cuba) podemos cambiarlo y lo cambiamos”, añadió Obama, quién instó una vez más al Congreso al levantar el embargo comercial y económico a la isla.

Obama reconoció que “nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana”, pero consideró que la apertura de embajadas permitirá “avanzar nuestros intereses y apoyar la democracia y los derechos humanos”.

“No se trata de un mero gesto simbólico. Con este cambio, podremos aumentar substancialmente nuestros contactos con los cubanos, tendremos más personal en nuestra embajada y nuestros diplomáticos tendrán la capadidad de establecer contactos de forma más amplia en toda la isla. Esto incluye al gobierno cubano, la sociedad civil y cubanos corrientes que buscan una vida mejor”, añadió el presidente.

Obama recordó que en 1961, año que cerró la embajada de Estados Unidos en Cuba y el año en que él nació, el entonces presidente estadounidense Dwight Eisenhower expresó su confianza en que “en un futuro no muy distante” podrían volver a normalizarse las relaciones con La Habana.

“Tomó un tiempo. Pero creo que ha llegado la hora. Y tenemos un futuro mejor por delante”, añadió el mandatario.

Ric Herrero, director ejecutivo de la organización de jóvenes cubanoamericanos CubaNow, y James Williams, presidente de la coalición Engage Cuba, aplaudieron la decisión de restablecer relaciones con Cuba.

Los republicanos, en cambio, criticaron el gesto de Obama. “La adminsitración Obama está entregando a los Castro el sueño de toda su vida sin obtener nada para el pueblo cubano que está siendo oprimido por esta brutal dictadura comunista”, dijo John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes.

El ex gobernador de Florida y candidato a las primarias republicanas, Jeb Bush, también se mostró en contra de la apertura de embajadas.

“La verdadera prueba para el acercamiento de la administración con el régimen castrista en Cuba no es si se pule el legado de Obama con dudosos logros diplomáticos y oportunidades fotográficas, sino si la mejora de las relaciones entre La Habana y Washington hace avanzar la causa de los derechos humanos y la libertad en Cuba”, dijo Bush.

El precandidato republicano, hijo y hermano de ex presidentes, consideró que la continua detención de disidentes y los abusos en materia de derechos humanos “surgieren que la política de la administración no está superando esta prueba”.

Estados Unidos y Cuba rompieron sus relaciones en 1961, dos años después del triunfo de la revolución de Fidel Castro y tras la expropiación de empresas norteamericanas en la isla.

En 1977 Cuba recuperó el edificio como Sección de Intereses, bajo protección de Suiza, mientras que Estados Unidos abrió la suya en el Malecón en La Habana.

Estados Unidos impone desde 1962 un duro embargo comercial y económico a Cuba. Pese a los pasos de acercamiento dados por Obama, el embargo sigue en vigor y sólo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario