El Mundo

Obama disipó temores sobre su capacidad para gobernar EEUU

Barack Obama pareció lucir un talento natural para el rol de posible presidente de Estados Unidos durante una cuidadosamente programada gira al exterior con la que obtuvo recibimientos de una estrella de rock.

Domingo 27 de Julio de 2008

Washington. — Barack Obama pareció lucir un talento natural para el rol de posible presidente de Estados Unidos durante una cuidadosamente programada gira al exterior con la que obtuvo recibimientos de una estrella de rock. El senador de Illinois ejecutó sin problemas su debut en el escenario mundial, frustrando a su rival republicano John McCain y decepcionando a los críticos que esperaban que cometiera errores que evidenciaran su falta de experiencia en política internacional. Para Obama, quien concluyó ayer su viaje de una semana por siete países con una visita a Londres fue una oportunidad para disipar dudas sobre sus credenciales y demostrar su credibilidad como posible comandante en jefe. "Estoy convencido de que muchos de los problemas a los que nos enfrentamos en casa no van a resolverse tan eficazmente a menos que tengamos socios fuertes en el extranjero", dijo Obama junto al premier inglés, Gordon Brown, al defender su gira por Medio Oriente y Europa. Los sondeos muestran que su falta de experiencia en asuntos mundiales sigue siendo uno de sus más grandes obstáculos para vencer en noviembre a McCain, un senador de Arizona y ex prisionero de Vietnam.

Para disipar esas preocupaciones, Obama se reunió con líderes extranjeros, exploró cuidadosamente el terreno de las relaciones entre Israel y los palestinos, visitó a tropas estadounidenses en Irak y Afganistán y reunió a una multitud de 200.000 personas en su discurso en Berlín, el doble de su más grande audiencia en Estados Unidos.

"Obama superó la prueba, que era demostrar que puede manejarse con líderes extranjeros y evitar un gran desacierto", dijo el analista Steven Schier. "No transforma la raza y no lo convierte en presidente, pero haber fallado podría haberle costado la presidencia", dijo.

El viaje, conducido con toda la pompa de una visita presidencial, produjo una serie de cálidas imágenes para los votantes en Estados Unidos. Obama, de 46 años, dio su primera charla sobre una colina jordana con una extensa vista de la capital Ammán tras de sí. Habló en Berlín ante una ferviente multitud, en el que reforzó su promesa de iniciar una nueva era para la diplomacia y restaurar el prestigio de su país en el extranjero.

Mala semana. Obama fijó el tono para el viaje entrando a una cancha de básket ante una multitud de tropas estadounidenses que lo vitoreaban y encestando tranquilamente un tiro de 3 puntos. "Tan pronto como encestó, supe que iba a ser una mala semana", dijo el asesor republicano Joe Gaylord. "Su viaje tuvo buenas imágenes, buenos videos, buenas citas. Tengo que admirar su trabajo", dijo Gaylord, que apoya a McCain.

Obama, quien ha dicho que las tropas de combate de Estados Unidos en Irak deben retirarse dentro de 16 meses a partir del momento en que comience a ocupar su cargo, en caso de ganar, también se benefició de noticias que socavan dos de los principales argumentos de política exterior de McCain.

El premier iraquí Nuri al-Maliki dijo a Obama que finales de 2010 era una fecha apropiada para el retiro de las tropas estadounidenses, tomando ambos un rumbo similar. Incluso el presidente George W. Bush aceptó por primera vez un "horizonte de tiempo" para el repliegue. McCain, un partidario de la guerra, se opone a fijar una fecha. Bush también envió a un diplomático de alto rango a reunirse con equipos de Irán y Europa por el programa nuclear de Teherán, coincidiendo con el llamado de Obama a tener diálogo directo con Irán. McCain ha criticado a Obama por su disposición a sostener conversaciones con Irán sin condiciones previas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario