El Mundo

Obama admite que EEUU aún no podrá dejar Afganistán

La guerra interminable. El presidente Barack Obama mantendrá casi 10.000 hombres en 2016, cuando planeaba retirarse antes del final de su segunda presidencia.

Viernes 16 de Octubre de 2015

El presidente Barack Obama ha debido aceptar que su estrategia de casi ocho años en Afganistán ha fracasado. Así, el presidente de Estados Unidos anunció que extenderá la presencia militar en Afganistán más allá de 2016. Antes aspirara a retirar a la mayor parte de las tropas del país para esa fecha, ahora quedarán allí casi 10.000 hombres del Pentágono. Un cambio forzado por las ofensivas talibanes enlos últimos años, que culminaron con la reciente captura de la capital provincial de Kunduz.
  Obama admitió que una retirada más lenta de las tropas dará una mejor oportunidad para “lograr un proceso duradero”, en medio de una situación de seguridad que “sigue siendo muy frágil” y amenaza con deteriorarse en casi todo Afganistán, incluida la capital Kabul. Por esto Estados Unidos mantendrá a 9.800 efectivos durante 2016 y para 2017 los reducirá a 5.500, que permanecerán en pequeñas bases de apoyo como Bagram, Jalalabad y Kandahar. La decisión llega tras las recientes batallas para recuperar el control de Kunduz, en el norte de Afganistán. La ciudad cayó en manos talibanes en una ofensiva relámpago de un día. Fue una enorme sopresa para el mando aliado y una demostración de la debilidad y escasa fiabilidad del ejército afgano. Este tardó semanas en recuperar Kunduz con el apoyo estadounidense. La conquista de los talibanes fue la mayor victoria del grupo integrista desde que fue expulsado del poder por la invasión de Estados Unidos en 2001, cuando los derrocó del poder por dar refugio a Al Qaeda y Osama Bin Laden.
  Obama subrayó que la misión en Afganistán se centrará en la formación de los militares locales y en la lucha contra el terrorismo. Es una “extensión modesta pero significativa”, dijo. “No apoyo la idea de una guerra interminable”, subrayó. Afganistán ya es la intervención militar más larga de la historia estadounidense, con 14 años continuados. En 2008, Obama prometía en su campaña terminar rápidamente con la intervención en Irak, la que consideraba totalmente errada, pero mantener mayor presencia en Afganistán. Con los años fue retirando tropas, aune primero las aumentó a un tope de 100.000 entre 2009 y 2012. Pero desde entonces el número fue bajando firmemente, hasta menos de 20.000. Ahora, “dado lo que está en juego en Afganistán, estoy firmemente convencido de que deberíamos hacer un esfuerzo extra”, añadió. Obama aspiraba mantener una pequeña presencia militar de de 1.000 efectivos en la embajada de Kabul.No será posible: simplemente la presión del Talibán es demasiada para el ejército afgano, como se demostró en Kunduz. Obama aseguró que la decisión demuestra el compromiso de su país con Afganistán, pese a que ya concluyeron las misiones formales de combate, y refleja la confianza en el presidente Ashraf Ghani y su gobierno. Este saludó la decisión y dijo que servirá para asegurar “los avances logrados” y “el éxito contra la lucha común contra el extremismo y el terrorismo internacional”. Obama habló con Ghani y con el primer ministro afgano Abdullah Abdullah para debatir la necesidad un proceso de reconciliación con los talibanes, algo que hace unos años era un tabú y hoy se lleva adelante por canales informales.

Fracaso. La guerra más larga de Estados Unidos, que Obama heredó de George W. Bush, será comandada por un tercer presidente, el que surgirá de las presidenciales de noviembre de 2016. Tras 14 años de conflicto, que le han costado a Estados Unidos la vida de más de 2.200 soldados, Washington entiende que su papel en Afganistán no puede terminar como estaba planeado, junto con la segunda presidencia de Obama.  Hacerlo haría de Afganistán otra vez un refugio de terroristas” que pongan en peligro la seguridad de Estados Unidos, tanto  Al Qaeda como un posible crecimiento dele Estado Islámico en la región.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS