El Mundo

Nuevo ataque aéreo, ahora contra milicias shiítas

Medios estadounidenses especializados aseguran que el arma fue la "joya" de las aeronaves militares no tripuladas.

Sábado 04 de Enero de 2020

Aunque Estados Unidos optó por no identificar al arma que usó para matar en Irak al general iraní Qassem Solemaini, los medios estadounidenses especializados aseguran que se trató de la "joya" de las aeronaves militares no tripuladas que posee Washington.

Se trata del MQ-9-Reaper, conocido también como Pedrator B o "asesino de los cielos", un aparato con una extensión de 20 metros entre los extremos de las alas, un largo de 11 metros, dos toneladas de peso y un costo de varios millones de dólares. La pieza fue diseñada y construida por General Atomics Aeronautical Systems para utilizar en operaciones que apuntan a eliminar enemigos en ataque quirúrgicos, como fue el caso de Soleimani sorprendido en el aeropuerto de Bagdad. Este avión no tripulado como un modelo multimisión, con techo de vuelo del 15.200 metros, autonomía de 1.850 kilómetros y pilotaje remoto que se emplea principalmente para destruir objetivos en movimiento, además de recolección de inteligencia. Su velocidad de 400 kilómetros por hora es baja, dado que se propulsa por una hélice y no por turbinas como sus "hermanos" más grandes. Estados Unidos dispone de 93 aparatos de este tipo, que también están en poder de Italia, Turquía, Marruecos, el Reino Unido, Francia, España y Países Bajos. La aeronave cuenta con un sistema "multiespectral" que le permite descubrir objetivos mediante sensores láser e infrarrojos así como diversas cámaras que, además, permiten ver su actividad en directo desde cualquier rincón del planeta. Emplea bombas guiadas Unit-12 Paveway II y GBU-38, así como misiles antitanque AGM-114 Hellfire.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario