El Mundo

Nueva York empieza a salir a flote tras el paso del huracán Sandy

Nueva York. — Nueva York empezó a recuperarse ayer de la tormenta Sandy, con la reanudación del servicio de colectivos, la reapertura de aeropuertos y de la Bolsa de Wall Street, y el anuncio...

Jueves 01 de Noviembre de 2012

Nueva York. — Nueva York empezó a recuperarse ayer de la tormenta Sandy, con la reanudación del servicio de colectivos, la reapertura de aeropuertos y de la Bolsa de Wall Street, y el anuncio de que el metro volverá a funcionar parcialmente hoy, aunque media Manhattan seguía sin electricidad. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó al vecino Nueva Jersey (este), uno de los Estados más duramente afectados por el huracán, para evaluar los daños con el gobernador Chris Christie. Obama, quien suspendió hasta hoy su participación en la campaña electoral para la presidencial del martes próximo, se dirigió a Atlantic City, la ciudad famosa por sus casinos donde el ojo de la supertormenta Sandy impactó el lunes por la noche. El candidato republicano Mitt Romney, en tanto, reanudó su campaña ayer en el crucial Estado de Florida.

En Nueva York, en tanto, el balance de víctimas seguía aumentando y se situaba en 24 muertos en los cinco distritos de la ciudad, indicó ayer la policía neoyorquina. La mayoría de las víctimas murieron por la caída de árboles arrancados por los vientos huracanados que sacudieron a la ciudad el lunes por la noche. Otros fallecidos fueron hallados ahogados en barrios inundados de la ciudad. El saldo de muertos en la costa este de Estados Unidos era de unas 50 personas, que se suman a las 67 que ya dejó Sandy en el Caribe.

Manhattan, a oscuras. Símbolo de la pujanza de la Gran Manzana, la Bolsa de Nueva York volvió a la actividad ayer en presencia del alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, quien hizo sonar la campana. Sin embargo, en el sur de Manhattan, unos 200.000 hogares seguían sin electricidad y pasaron su segunda noche totalmente a oscuras. Sandy, que azotó la ciudad el lunes de noche, cortó en dos a la populosa isla de los rascacielos, Manhattan. Al sur de la calle 34, miles de torres y edificios residenciales seguían ayer sin electricidad y algunos tampoco sin agua. Ni el alumbrado público, ni las luces de señalización del tránsito funcionaban.

En la noche del martes al miércoles, según un reportero de la AFP, la vista de Manhattan desde Brooklyn, era impresionante. El puente Williamsburg estaba iluminado justo hasta la mitad y todo el sur de Manhattan, incluidas las torres en construcción del World Trade Center, se encontraban fantasmagóricamente a oscuras. Contrastaban los edificios del Empire State Building y Chrisler totalmente iluminados, como el resto del norte de Manhattan. En las calles del sur de la Gran Manzana, el espectáculo era anoche impresionante. Calles oscuras y desiertas, fachadas sumidas en una total oscuridad y algunos patrulleros policiales para la seguridad.

Aeropuertos. Los aeropuertos internacionales John F. Kennedy y Newark Liberty, que sirven a Nueva York, reabrieron ayer. No obstante, los vuelos están "limitados" por ahora, según la autoridad portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que recomienda informarse antes de dirigirse a estas terminales aéreas. En cambio, los aeropuertos de La Guardia y Teterboro permanecían fuera de servicio tras el cierre decidido el domingo a la noche debido al huracán Sandy, degradado a tormenta postropical en la madrugada del martes.

El crucial sistema de metro, utilizado a diario por 5,3 millones de pasajeros y suspendido desde el domingo por la noche, reanudará su servicio de manera limitada hoy, indicó el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo. Toneladas de agua salada se infiltraron en el subterráneo cuando el nivel del mar subió abruptamente debido a la llegada del huracán, por lo que quedaron sumergidos numerosos andenes y vías, donde aún quedan escombros. Un alivio para los neoyorquinos fue la reanudación del servicio de autobuses, parcial el martes por la noche y casi completo desde ayer por la mañana. El tradicional desfile de Halloween previsto para anoche en uno de los barrios de esa parte de la ciudad, West Village, fue suspendido.

Sin escuelas. En el centro y norte de Manhattan la actividad por la tarde comenzó a normalizarse, con miles de taxis, camiones repartiendo provisiones a supermercados y almacenes, así como vendedores ambulantes en las aceras. La situación también mejoró para los turistas, con la reapertura del Museo Metropolitano, la ópera y los espectáculos en Broadway. En cambio, las escuelas seguían cerradas por tercer día consecutivo, al igual que los túneles ruteros, con excepción del Lincoln, que comunica Nueva York con Nueva Jersey (este).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario