El Mundo

Noruega: ya son 17 muertos y decenas de heridos por el doble atentado que sacudió a Oslo

Una explosión dañó la fachada de las oficinas del gobierno, haciendo saltar por los aires las ventanas del edificio de 17 pisos que alberga las oficinas del primer ministro. En una isla cercana hubo un ataque a tiros en un campo juvenil, perpetrado por un hombre vestido de policía. Descartan atentado terrorista.

Viernes 22 de Julio de 2011

La explosión de una bomba que devastó hoy el principal edificio del gobierno noruego en Oslo y un ataque de un hombre armado vestido de policía que abrió fuego en un campo juvenil en una isla cercana dejaron al menos 17 muertos, indicó la policía.

En el mayor ataque de este estilo desde los atentados a los sistemas de transportes de Londres en el 2005, siete personas murieron por la explosión de la bomba en la capital noruega.

La explosión destrozó la fachada del edificio de 17 pisos del Gobierno central, destruyendo la mayoría de las ventanas y lanzando restos de metal y escombros a cientos de metros. El estallido sacudió a toda la ciudad alrededor de las 15.30 hora local (1330 GMT).

El distrito afectado es el corazón del poder en Noruega, donde se encuentran varios edificios clave de la administración. Ministerios cercanos también fueron afectados por la explosión, entre ellos el de Petróleo, que se había incendiado.

Poco después, un hombre armado abrió fuego en un campamento juvenil del gobernante Partido Laborista en la isla de Utoeya, al noroeste de Oslo. La policía dijo que nueve ó 10 personas murieron y que los dos ataques están relacionados. El agresor fue arrestado. El ministro de Justicia dijo que el hombre es de nacionalidad noruega.

“Estalló (...) La gente corría presa del pánico. Conté al menos 10 heridos”, dijo el transeúnte Kjersti Vedun, que intentaba abandonar la zona de la explosión en Oslo.

Mientras la policía le advertía a la gente que evacuara el centro de Oslo, aparentemente por temor a nuevos ataques, el primer ministro Jens Stoltenberg dijo por teléfono a la cadena de televisión local TV2 que la situación era “muy grave”.

El líder noruego señaló que la policía le había pedido que no divulgara su ubicación.

En Oslo, un testigo de Reuters dijo que varios soldados del Ejército tomaron posiciones alrededor del centro de la ciudad.

El hombre armado, descrito por la policía como rubio y alto, habría sacado ventaja de la confusión causada por la explosión para atacar en el campamento de verano del Partido Laborista, según informó la prensa local.

“Se oyeron muchos disparos. Nos escondimos debajo de una cama. Fue muy aterrador”, dijo a la cadena británica Sky una joven que estaba en el lugar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario