El Mundo

Norcorea no hace desfilar sus misiles más potentes y Trump agradece el gesto

Miles de soldados desfilaron en Pyongyang para conmemorar el 70º aniversario de Corea del Norte.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Miles de soldados, seguidos de artillería y tanques, desfilaron en Pyongyang para conmemorar el 70º aniversario de Corea del Norte, pero sin exhibir los misiles balísticos intercontinentales que le valieron al país múltiples sanciones internacionales. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió el desfile "sin misiles nucleares". "Este es un mensaje fuerte y muy positivo de Corea del Norte", tuiteó desde la Casa Blanca.

"Gracias al presidente Kim", agregó, en referencia al dictador Kim Jong Un. "Ambos mostraremos a todos que están equivocados", escribió, y dijo que nada es mejor que "un buen diálogo entre dos personas que se aprecian". Trump, luego de desplegar una fuerte retórica contra Kim y su régimen comunista, dio un viraje de 180º y se reunió en Singapur con el dictador, abriendo paso a un proceso de acuerdos que deberían llevar al abandono de las armas nucleares por parte de Corea del Norte. La jugada dejó algo desconcertados a los enemigos de Trump, muy en especial en Estados Unidos.

El presidente norcoreano mostró su alianza con China, levantando la mano del enviado del presidente Xi Jinping cuando ambos saludaron a la multitud durante el desfile. La "República Popular Democrática de Corea" (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) fue proclamada el 9 de septiembre de 1948, tres años después de que Moscú y Washington dividieran la península. Esta fecha es una de las más importantes del calendario político norcoreano y suele ser ocasión para exhibir el mejor material militar del régimen.

Sin embargo no convenía una demostración bélica excesiva, ante los avances diplomáticos logrados después del encuentro de Kim con Trump, en junio pasado en Singapur; y antes de la cumbre prevista a finales de mes entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en Pyongyang.

Decenas de unidades de infantería desfilaron por la plaza Kim Il Sung, bajo la mirada de Kim Jong Un, nieto del fundador de Corea del Norte. Corea del Norte es la única nación comunista que ha adoptado la forma de una dinastía hereditaria.

Li Zhanshu, uno de los siete miembros de la cúpla del PC de China, estaba sentado junto a Kim en la tribuna. China es considerada la única aliada y de hecho la tutora de Corea del Norte, a la que usaría para presionar a sus adversarios estratégicos en Asia: Corea del Sur, que vive bajo amenaza permanente del arsenal nuclear y convencional norcoreano, y en menor medida Japón. E indirectamente o no tanto, a Estados Unidos.

En el punto culminante de los desfiles, cuando normalmente aparecen los misiles intercontinentales, solo se exhibieron el Kumsong-3, un misil antibuque, y el Pongae-5, del tipo antiaéreo. No hubo rastro de los Hwasong-14 y 15, misiles que pueden alcanzar el territorio continental de Estados Unidos.

"Parece que los norcoreanos han intentado realmente minimizar la naturaleza militar" del evento, comentó Chad O'Carroll, del Korea Risk Group. "No hubo ICBM (misiles balísticos intercontinentales) ni IRBM (misiles de alcance intermedio), no habría sido conveniente en este clima en el que Corea del Norte se ha comprometido a la desnuclearización. Será bien visto", señaló el experto. En abril, Kim declaró que Corea del Norte había "completado" el desarrollo de las armas nucleares. Aunque se enviaron invitaciones a lo largo y ancho del planeta, ayer el único jefe de Estado que respondió fue el mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz. Entre los asistentes se pudo ver al actor francés Gérard Depardieu. Todo un índice del aislamiento de Pyionyang.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});