El Mundo

Norcorea afirmó que probó con éxito una bomba H y desató la ira mundial

Expertos escépticos: "Si de verdad fue, los niveles en la escala de Richter tendrían que haber sido cien veces más potentes". La ONU amenazó con nuevas sanciones contra el régimen.

Jueves 07 de Enero de 2016

Corea del Norte aseguró ayer haber realizado una prueba con una bomba de hidrógeno, mucho más potente que una bomba nuclear convencional, en un hecho que si bien aún no fue confirmado en toda su magnitud por expertos independientes desató una ola de indignación a nivel mundial y la advertencia de la ONU de nuevas sanciones al régimen. La bomba H que Corea del Norte asegura haber detonado tiene una potencia muy superior a las bombas nucleares convencionales. "Ahora somos una potencia nuclear que también tiene una bomba H de justicia", citó la agencia surcoreana Yonhap una declaración del régimen norcoreano. Diversos institutos midieron un ligero sismo de una magnitud de entre 4,9 y 5,2 en la región, lo que confirma las altas probabilidades de que Norcorea haya efectuado una prueba nuclear en sus instalaciones situadas en el noreste del país. Sin embargo, los primeros análisis efectuados por especialistas estadounidenses indican que no se hizo detonar una bomba de hidrógeno. Los estudios demuestran que la actividad "no es congruente con la declaración norcoreana de que realizó una prueba exitosa con una bomba de hidrógeno", dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Aunque hizo hincapié en lo discreto del sismo para un ensayo con una bomba H, Jaiki Lee, profesor de ingeniería nuclear en la Universidad de Hanyang en Seúl, apuntó que Pyongyang podría haber experimentado con una bomba híbrida "mejorada'' que mezcla combustible para fusión nuclear junto a otros más convencionales como uranio o plutonio.

Según Crispin Rovere, un especialista de política nuclear y control de armamentos basado en Australia, el sismo de una magnitud de 5,1 detectado en las instalaciones norcoreanas de Punggye-ri es demasiado pequeño para una bomba como la que anunció Pyongyang. "Los datos sísmicos que hemos recibido indican que la explosión está probablemente por debajo de lo que se podría esperar del test de una bomba H", dijo Rovere. "Parece como si hubieran llevado a cabo con éxito la prueba nuclear pero no hubieran completado la segunda fase, la de la explosión de hidrógeno", añadió.

Expertos militares surcoreanos también manifestaron dudas de que se haya tratado de una bomba H, ya que la potencia explosiva registrada fue limitada y no se corresponde con la magnitud de una bomba de esas características. "Si de verdad fuera una bomba H, los niveles en la escala de Richter (del sismo) tendrían que haber sido cien veces más potentes, hasta llegar a siete o más", dijo Bruce Bennett, un experto en defensa.

Una bomba H libera cien veces más energía explosiva que las bombas atómicas lanzadas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki a fines de la Segunda Guerra Mundial. Norcorea llevó a cabo tres pruebas nucleares entre 2006 y 2013, y la ONU respondió a cada uno de ellas con medidas punitivas.

Sea o no una bomba H, la prueba despertó fuertes críticas a nivel mundial. Corea del Sur, Japón y la Unión Europea (UE), entre otros, condenaron el ensayo y el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, instó al país a acatar todas las resoluciones relevantes en esta materia. La presidenta surcoreana, Park Geun Hye, convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad. Las alarmas también sonaron en Japón, donde el premier Shinzo Abe declaró que la prueba es una "grave amenaza" a la seguridad de su país y algo "totalmente inaceptable". China también criticó con dureza el ensayo y llamó al régimen a abandonar su programa nuclear.

En tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU acordó ayer preparar medidas adicionales contra el aislado país comunista. El cuerpo de 15 miembros "condenó enérgicamente" el ensayo nuclear y lo calificó como una "clara amenaza para la paz y la seguridad internacional". El hecho de que las sanciones no impidieran a Norcorea seguir adelante y conducir un nuevo test, eleva la probabilidad de sanciones más duras.

Festejo

El ensayo se produce a dos días del cumpleaños 33 del líder norcoreano, y luego de que el propio Kim Jong-un afirmara que su país ya cuenta con la bomba H, declaraciones recibidas con escepticismo por expertos occidentales que _hasta ayer_ interpretaban que Pyongyang aún no contaba con una tecnología lo suficientemente avanzada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario