El Mundo

Nicaragua se ve sacudida por una ola de violencia y brutal represión

Al menos 19 personas murieron sólo en esta semana, una de ellas es un estadounidense. Responsabilizan a grupos armados sandinistas.

Domingo 03 de Junio de 2018

La ola de violencia que sacude Nicaragua recrudeció esta semana con el accionar de grupos armados que responden al gobierno y que suelen actuar con total impunidad. Ayer, en uno de los ataques que suelen realizar para intimidar a la población, asesinaron a un estadounidense que vivía en Managua, lo que produjo la reacción de la embajada de ese país. El cuerpo de Sixto Henry Vera, de 48 años, fue encontrado entre dos vehículos en llamas y con una herida de bala en la cabeza, señaló ayer el Instituto de Medicina Legal.

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, confirmó la nacionalidad de Vera y condenó su muerte en un mensaje en Twitter. Más de 110 personas han muerto en Nicaragua durante los enfrentamientos entre grupos opositores y las fuerzas leales al presidente Daniel Ortega. "El gobierno #EEUU expresa sus condolencias a la familia del ciudadano estadounidense fallecido anoche (viernes). La muerte de un ciudadano de EEUU es de gran preocupación para la Embajada", escribió Dogu en su cuenta de Twitter.

Se presume que otras dos personas fueron asesinadas junto con el estadounidense Henry Vera, propietario de un bar en la zona oriental de Managua, dijo el director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH, no gubernamental), Alvaro Leiva. Según Leiva, Vera acudió presuntamente a una zona del barrio de Rubenia, sector oriental de Managua, tras recibir la llamada de un amigo que le pedía auxilio. El amigo era presuntamente un taxista cuyo auto habría sido incendiado. El canal 15 de televisión mostró imágenes de los dos vehículos calcinados y del cuerpo del norteamericano. En el lugar quedaron también ropas, zapatos y sandalias de mujer.

Un vocero de la embajada de Estados Unidos en Managua declaró que funcionarios de la sede diplomática se presentaron al Instituto de Medicina Legal, adonde fue llevado el cadáver del norteamericano. Otras personas también acudieron a la sede de la entidad estatal. La policía no acudió aún al lugar donde murió el estadounidense, y donde un grupo de taxistas se reunió a quemar neumáticos y a protestar contra el gobierno de Daniel Ortega.

Nicaragua, sacudida por violentos choques en las protestas que ya dejan más de un centenar de muertos, ve alejarse la posibilidad de un diálogo. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que contabilizó 16 muertos el miércoles, señaló que "los agresores fueron la policía represiva y las fuerzas de choque" que responden al presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó a Nicaragua protección para el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, uno de los más críticos al gobierno y miembro de la comisión de mediación en el diálogo entre el gobierno y la oposición.

Diálogo lejano

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció el jueves último que no reanudará el diálogo con el que se busca una salida a la crisis mientras "el pueblo siga siendo reprimido y asesinado" en las calles. "Hemos vivido con profundo dolor los acontecimientos violentos perpetrados por grupos armados afines al gobierno contra la población civil", repudió el CEN.

Las negociaciones, que se iniciaron el 16 de mayo con la mediación episcopal en un clima de tensión, fueron suspendidas tras apenas cuatro sesiones debido a la falta de una agenda consensuada: mientras los representantes de la sociedad nicaragüense querían discutir un adelanto de las elecciones y la democratización del país, el gobierno de Ortega, que exigía el fin de las protestas, denunció una conspiración para "un golpe de Estado". En medio de los cuestionamientos por la represión, el presidente Ortega responsabilizó a grupos de oposición con "agendas políticas específicas" de querer "aterrorizar" a la población.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});