El Mundo

Netanyahu va a la asunción de Bolsonaro y ofrece tecnología para potabilizar el agua de mar

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, finalmente participará de la asunción presidencial de Jair Bolsonaro, el 1º de enero, en Brasilia, confirmó ayer el embajador israelí en Brasil, Yossi Shelley.

Jueves 27 de Diciembre de 2018

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, finalmente participará de la asunción presidencial de Jair Bolsonaro, el 1º de enero, en Brasilia, confirmó ayer el embajador israelí en Brasil, Yossi Shelley. "El primer ministro estará en la asunción de Bolsonaro", dijo el embajador Shelley a la cadena Globo. La aclaración del embajador israelí cerró una jornada cargada de informaciones, basadas en fuentes diplomáticas, que aseguraban que Netanyahu, quien mañana se reunirá con Bolsonaro en Río de Janeiro, no participaría de la ceremonia de asunción presidencial. Respecto del encuentro de este viernes, Shelley dijo que ambos mandatarios deben confeccionar "una agenda completa para el futuro".

Inédita alianza

El equipo de transición de Bolsonaro confirmó que mañana en Río de Janeiro el ex capitán ultraderechista y el líder del Likud se reunirán en el marco de una inédita alianza que ambos quieren inaugurar y que va a contramano de la tradición diplomática del Palacio de Itamaraty.

Desde 2010, Brasil reconoce al Estado Palestino y presidió la sesión que creó en la ONU el Estado de Israel. Bolsonaro anunció por las redes sociales que quiere que Israel exporte a Brasil tecnología para potabilizar el agua marina para el nordeste, la región más pobre y árida del país, que es el bastión del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril, y líder de su Partido de los Trabajadores (PT).

La anticipación de las elecciones en Israel para el 9 de abril marcarán, de todos modos, la gira del líder del derechista Likud por Brasil. Durante la campaña Bolsonaro dijo que seguirá los pasos de Estados Unidos y Guatemala y mudará la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén. El presidente electo tuiteó en Navidad que en enero su futuro ministro de Ciencia y Tecnología, el aviador militar y astronauta Marcos Pontes, viajará a Israel a conocer proyectos para potabilizar el agua marina, con la intención de aplicarlos en el nordeste de Brasil. También por las redes el candidato derrotado del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, le respondió a Bolsonaro mostrando la historia de la ingeniera Nadia Ayad, quien ganó un premio internacional por el desarrollo de un proyecto para desalinizar el agua, financiada por becas otorgadas por el gobierno de Dilma Rousseff, del PT.

El programa oficial de desalinización comenzó en 2004, con el gobierno de Lula, pero Bolsonaro dijo estar sorprendido con la tecnología para abastecer a zonas desérticas desarrolladas por empresas israelíes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});