El Mundo

Myanmar: hay al menos 114 muertos por la represión

Fue el día más sangriento desde el golpe militar del 1º de febrero. Hubo protestas en todo el país y los militares respondieron con armas de fuego

Sábado 27 de Marzo de 2021

Mientras los militares de Myanmar celebraban el Día de las Fuerzas Armadas este sábado con un desfile en la capital, en el resto del país soldados y policías desataban una represión feroz. Mataron a al menos 114 personas al reprimir las masivas protestas, en la jornada más sangrienta desde el golpe militar del 1º de febrero.

Según el recuento de un investigador independiente en Yangón citado por la agencia AP que ha compilado las cifras de muertos casi en tiempo real, para las 9 de la noche habían muerto 100 personas en una veintena de ciudades y pueblos. El sitio noticioso online Myanmar Now dio la cifra de 91 muertos un poco más temprano. Pero poco después la agencia alemana DPA daba la cifra de 114 muertes, la que según todos los indicios podría crecer.

La nueva matanza fue objeto inmediatamente de condenas internacionales. Varias misiones diplomáticas en Myanmar mencionaron las matanzas de civiles, incluso de niños, en comunicados emitidos el sábado.

"Este 76º día de las fuerzas armadas de Myanmar quedará grabado como una jornada de terror y deshonra'', tuiteó la delegación de la Unión Europea en Myanmar. "La matanza de civiles desarmados, entre ellos niños, es un acto injustificable''.

El embajador estadounidense Thomas Vajda dijo en un comunicado que "las fuerzas de seguridad están asesinando a civiles desarmados''. "Estas acciones no son propias de unas fuerzas armadas o policiales profesionales'', escribió. "El pueblo de Myanmar lo ha dicho claramente: no quiere vivir bajo un régimen militar''. Significativamente, China no se pronunció. Pekín es un aliado de la dictadura militar.

La cifra de muertes en Myanmar no deja de aumentar a medida que las autoridades incrementan la represión de la oposición al golpe del 1 de febrero que derrocó el gobierno electo de Aung San Suu Kyi. El golpe anuló años de avance hacia la democracia tras décadas de régimen militar.

Hasta el viernes, la Asociación de Ayuda a Presos Políticos había verificado la cifra de 328 muertos en la represión desde el golpe.

El líder de la junta militar, general Min Aung Hlaing no se refirió directamente a las protestas a nivel nacional que no dan señales de parar. En un mensaje televisado en todo el país ante miles de soldados en un desfile masivo en la capital, Naipyidó, se refirió sólo al "terrorismo que puede ser dañino para la tranquilidad del Estado y a la seguridad social'', y lo consideró inaceptable. La dictadura militar se refiere las protestas democráticas como "terrorismo".

Los habitantes de ciudades y pueblos en todo Myanmar aprovecharon el día feriado para protestar nuevamente contra el golpe de Estado del 1 de febrero. En varias localidades, elementos de seguridad trataron de dispersar a los manifestantes por la fuerza, algo que se ha convertido en una práctica frecuente, Varios reportes en las redes sociales denunciaban la muerte a tiros de manifestantes el sábado por la mañana.

La asociación de ayuda a presos políticos advirtió que su conteo incluye sólo casos verificados, por lo que la cantidad real de fallecidos " es probablemente mucho mayor''. Agregó que ocho personas fueron asesinadas el viernes.

Los manifestantes se refieren al día feriado por su nombre original, Día de la Resistencia, el cual marca el inicio de una revuelta contra la ocupación japonesa en la Segunda Guerra Mundial. El de este año fue considerado un foco de tensión, en el que los manifestantes amenazan con redoblar sus protestas públicas contra el golpe de Estado con marchas más constantes y numerosas.

La televisión del Estado, MRTV, mostró el viernes por la noche un anuncio en que se exhortaba a los jóvenes _que han estado al frente de las protestas y son más prominentes a ser agredidos_ a aprender una lección de aquellos que han muerto en las protestas sobre los riesgos de recibir un disparo en la cabeza o por la espalda. En otras palabras, la televisión estatal amenazó de muerte a la juventud birmana.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS