El Mundo

Mueren 14 personas en un atentado en Somalia, entre ellos tres ministros

Un atacante suicida disfrazado de mujer detonó hoy una bomba en un hotel de Mogadiscio, la capital  de Somalia. Entre las víctimas fatales también había dos periodistas.

Jueves 03 de Diciembre de 2009

Un atacante suicida  disfrazado de mujer detonó hoy una bomba en un hotel de la capital  de Somalia y mató a 14 personas, entre ellas tres ministros del  país africano y dos periodistas, informaron autoridades locales.

El estallido ocurrió durante una ceremonia de graduación de  unos 40 estudiantes de medicina, informática e ingeniería en el  hotel Shamow, ubicado en una pequeña área de Mogadiscio controlada  por el débil gobierno de este país del noreste de Africa.

Los ministros de Educación, Educación Superior y Salud  murieron por la explosión, y los titulares de las carteras de  Deportes y Turismo resultaron heridos, dijo el ministro de  Información, Dahir Mohamud Gelle.

Gelle agregó que el ataque fue cometido por un hombre vestido  con una túnica y zapatos de mujer que logró ingresar un artefacto  explosivo y detonarlo, informó la agencia de noticias DPA.

Dos periodistas murieron también por el estallido y otros dos  resultaron heridos, informó la radio del gobierno.

Catorce personas murieron en total, dijeron fuentes policiales  y fuentes médicas, sin dar más detalles.

Varios cientos de personas se hallaban en el hotel para  presenciar la entrega de diplomas. Los asistentes estaban sentados  en sillas de plástico y frente a un escenario cuando ocurrió la  explosión.

Tropas de naciones africanas presentes en el país para  proteger al endeble gobierno somalí libran combates casi a diario  con rebeldes islamistas que controlan gran parte del centro y sur  del país, que no tiene un gobierno estable desde hace casi 20  años.

La anarquía y la violencia comenzaron en 1991 cuando un grupo  de caudillos derrocó al dictador Mohamed Siad Barre, para luego  enfrentarse entre sí.

Un islamista moderado fue elegido presidente en enero con la  esperanza de que pudiera unir a las facciones en pugna, pero la  violencia continuó.

En octubre, insurgentes dispararon morteros en el aeropuerto  cuando el presidente subía a un avión, lo cual generó  enfrentamientos en los que murieron 24 personas.

En septiembre, rebeldes islamistas disfrazados de empleados de  la ONU detonaron coches bomba en una base de las fuerzas de paz de  la Unión Africana (UA) y mataron a 21 personas.

La anarquía en Somalia generó temores de que la red Al Qaeda  quiera usar el país para hacer pie en el Cuerno de Africa y   permitió el florecimiento de la piratería frente a sus costas.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS