El Mundo

Muere Guardia Civil en atentado de la ETA en España

Un guardia civil español murió y otros cuatro resultaron heridos hoy al explotar una camioneta  bomba, atribuida a la organización separatista vasca ETA, frente a  una casa cuartel del País Vasco, norte de España, informaron  fuentes policiales.

Miércoles 14 de Mayo de 2008

Madrid- Un guardia civil español murió y otros cuatro resultaron heridos hoy al explotar una camioneta  bomba, atribuida a la organización separatista vasca ETA, frente a  una casa cuartel del País Vasco, norte de España, informaron  fuentes policiales.

La camioneta bomba, que estaba cargada con entre 100 y 300  kilos de explosivos, según las primeras investigaciones, estalló  sin previo aviso, a diferencia de como actuó el grupo en los  últimos ataques con bomba.

El atentado, que provocó también importantes daños materiales, ocurrió frente a la casa cuartel de la Guardia Civil -vivienda de  los agentes y sus familias- de la pequeña localidad alavesa de  Legutiano, un feudo tradicional del independentismo vasco, situado  a solo 15 kilómetros de Vitoria, capital del País Vasco español.

“Es un atentado especialmente malvado, por su naturaleza  indiscriminada, y por las 29 personas que dormían en la casa  cuartel, entre ellas 4 niños, que podría haber matado”, aseguró  hoy el Ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba  desde el lugar de los hechos.

Según Rubalcaba, los responsables del atentado “en parte han  fracaso”, porque quien pone un coche bomba en una casa cuartel  “está pensando en una masacre”.

“ETA sobra, estorba, y además mata” en la sociedad vasca,  afirmó por su parte, el lehendakari (jefe de gobierno vasco), Juan  José Ibarretxe, tras condenar el atentado y hacer un llamado a la  búsqueda de soluciones, que es lo que “exige la sociedad vasca hoy  más que nunca”.

El agente fallecido, Juan Manuel Piñuel Villalón, de 41 años y  natural de Melilla, estaba dentro del puesto de control del  cuartel hablando con la central operativa de la Guardia Civil para  alertar de la presencia de una camioneta sospechosa en las  inmediaciones cuando ésta estalló.

Los cuatro heridos -dos hombres y dos mujeres de entre 35 y 41  años- están fuera de peligro, según el último parte médico al que  tuvo acceso la prensa.

El consejero de Interior del gobierno vasco, Javier Balza,  afirmó en declaraciones a la radio Cadena Ser, que el atentado ha  sido “muy potente”, lo que puede comprobarse debido a los  destrozos materiales, y recuerda “imágenes antiguas” de las  acciones de ETA.

Tras analizar la forma de actuar y la ruta de huida de los  etarras, las fuerzas de seguridad creen que el atentado fue obra  del “comando Vizcaya”, el más activo desde diciembre de 2006,  cuando ETA atentó contra el aeropuerto madrileño de Barajas  causando la muerte a dos ecuatorianos, lo que supuso el fin de su  tregua ante el gobierno español.

Los autores del atentado utilizaron tres vehículos para su  acción: llegaron a la casa cuartel en la camioneta bomba, una  Citroen Berlingo, activaron los explosivos, luego huyeron en un  Peugeot 306 hasta el Puerto de Urkiola, en Vizcaya, y finalmente  desaparecieron en otro auto.

Desde el final en diciembre de 2006 del “proceso de diálogo”  entV~ ETA y el gobierno del presidente socialista José Luis  Rodríguez Zapatero, la organización separatista armada causó seis  víctimas mortales.

El último ataque mortal había sido el asesinato a sangre fría  del ex concejal socialista en Mondragón Isaías Carrasco, el pasado  7 de marzo, en el cierre de la campaña electoral para las  elecciones generales. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario