El Mundo

Montesinos exculpó a Fujimori por violaciones a los derechos humanos

Vladimiro Montesinos, el ex jefe del servicio secreto peruano acusado de sembrar el terror en los años 90 con la persecución de opositores, liberó ayer de culpa al ex presidente Alberto Fujimori en una causa por abusos a los derechos humanos. Montesinos también clamó por su inocencia durante su testimonio en el juicio...

Martes 01 de Julio de 2008

Lima.— Vladimiro Montesinos, el ex jefe del servicio secreto peruano acusado de sembrar el terror en los años 90 con la persecución de opositores, liberó ayer de culpa al ex presidente Alberto Fujimori en una causa por abusos a los derechos humanos. Montesinos también clamó por su inocencia durante su testimonio en el juicio que se le sigue al ex mandatario, donde ayer se reencontraron los otrora hombres fuertes de Perú tras casi ocho años de distanciamiento.

"Fujimori no tiene ninguna responsabilidad en los hechos materia de este proceso", dijo Montesinos, de 63 años, durante su primera intervención en el juicio. "Ni el ingeniero Fujimori tiene responsabilidad ni quien habla en estos hechos", agregó el ex funcionario, quien aseguró que en los 90 actuó como un "subordinado del presidente Alberto Fujimori".

Fujimori, de 69 años, es juzgado desde diciembre por homicidio, secuestro y lesiones graves, por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), en las que un escuadrón de la muerte del ejército, conocido como Colina, asesinó a 25 personas, incluso un niño de ocho años, acusándolos de pertenecer a la guerrilla de Sendero Luminoso. El ex presidente enfrenta una condena de hasta 30 años de prisión de ser declarado culpable.

La comparecencia de Montesinos había generado expectativas entre los observadores del proceso, que no esperaban que el ex espía declarara en contra de Fujimori, debido a que cualquier acusación podría usarse en su contra.

De todas maneras, su disposición a declarar en la corte representa un cambio en su estrategia judicial, ya que en los juicios que él mismo enfrenta por violaciones a los derechos humanos se había negado. No obstante, Montesinos sólo aceptó declarar durante media jornada judicial, luego de la cual anunció que no testificaría más para poder atender sus propios juicios.

Enérgica defensa. Montesinos, quien lucía elegantemente vestido, se presentó al tribunal llevando un maletín con documentos y, antes de sentarse en el banquillo, hizo una venia a los magistrados bajo la atenta mirada de Fujimori. Hablando con voz fuerte y a veces enérgica, defendió su actuación como asesor de inteligencia y afirmó que, junto al ex presidente, se tomaron las decisiones acertadas en la lucha contra Sendero Luminoso.

El otrora poderoso hombre de inteligencia fue trasladado bajo extremas medidas de seguridad desde la base naval donde está preso a la sala de la audiencia ubicada en una sede policial, en la que se realiza el juicio que comenzó en diciembre y donde Fujimori permanece recluido.

Por momentos el tribunal pidió compostura a Montesinos, quien relató locuazmente sobre su rol como ex asesor, pero se abstuvo de declarar sobre temas de seguridad y sobre su relación personal con Fujimori alegando que eran secretos.

En la primera fila de los espectadores de la audiencia se encontraban familiares de las víctimas de abusos a los derechos humanos. A pocos metros, tres de los hijos y allegados a Fujimori daban muestras de apoyo al ex mandatario.

El peor prontuario. Montesinos cumple actualmente condenas de hasta 20 años de cárcel por venta ilegal de armas a las Farc, además de otros delitos.

El ex asesor de inteligencia, quien tiene aún pendientes juicios por corrupción y derechos humanos, registró en miles de videos y audios sobornos a jueces, militares, funcionarios, políticos, empresarios, deportistas y estrellas de televisión.

El descubrimiento de esos videos detonó el mayor escándalo de corrupción en la historia de Perú, que acabó con el gobierno de Fujimori. Tras las revelaciones, el ex presidente y Montesinos huyeron del país.

En junio de 2001, tras una búsqueda internacional, Montesinos fue apresado en Venezuela, pero Fujimori se refugió en Tokio aprovechando la doble nacionalidad peruano-japonesa. El ex mandatario vivió cinco años en Japón y luego llegó sorpresivamente a Chile en 2005, hasta que fue extraditado a solicitud de Perú en septiembre del año pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario