El Mundo

Militantes ocuparon el tríplex de lujo que llevó a Lula a la cárcel

Unos 30 "lulistas" irrumpieron por la fuerza en el edificio y entraron en la unidad que sería del ex presidente. Luego fueron desalojados.

Martes 17 de Abril de 2018

Militantes de movimientos sociales afines al PT de Lula da SIlva ocuparon un lujoso piso en el balneario de Guarujám por el cual el ex presidente fue condenado a 12 años de prisión bajo cargos de corrupción y lavado de activos. La ocupación duró dos horas en el edificio ubicado frente al mar. El piso —un tríplex, en realidad— fue desocupado luego de una negociación con la policía de San Pablo. En tanto, la Justicia autorizó a una comisión parlamentaria a visitar hoy a Lula en el lugar donde cumple condena desde el 7 de abril, la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba.

Los ocupantes del triplex pretendieron demostrar que el piso no es de Lula: "Si es de Lula es nuestro, Lula es del pueblo", gritaban los manifestantes del "Frente Brasil Popular", comandado por el Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), desde el piso 16, donde está ubicada la propiedad. El departamento ocupado por los militantes es el mejor del edificio: ocupa tres pisos y tiene 297 metros cuadrados. Según la documentación, el triplex es de la constructora OAS. Esta hizo costosas refacciones a la unidad, al parecer a pedido de la familia de Lula, que era la usufructuaria real según las sentencias de primer y segundo grado.

La ocupación fue realizada por el movimiento social que conduce el precandidato presidencial Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), amigo de Lula. "La denuncia por la cual fue condenado Lula es una farsa judicial. Si es de Lula, el departamento puede ser ocupado por el pueblo. Si el pueblo no puede estar ahí, que expliquen por qué está preso", razonó Boulos.

La ocupación se realizó en horas de la madrugada en el edificio Solaris, ubicado en la playa de Ensenada, frente al Atlántico.Con una barreta, 30 personas que llegaron al lugar en varios autos rompieron el portón del garaje y subieron por las escaleras. Muchos vecinos narraron que sintieron pánico.

El condominio, de 128 unidades, había sido construido por la Cooperativa Habitacional de los Bancarios. Sin embargo, por falta de fondos, la cooperativa cedió el complejo sin terminar a la OAS en 2009. Según la Justicia, OAS nunca tomó posesión del tríplex, que era de hecho del matrimonio Da Silva. El juez Moro condenó a Lula por "corrupción pasiva y lavado de activos". La cámara de apelaciones de Porto Alegre no sólo coincidió con Moro sino que agravó la pena, de 9 años y medio de prisión a 12 años y un mes. Según la condena, Lula era dueño de un departamento de 297 metros cuadrados, con cuatro confortables suites, sauna, sala de juegos para chicos, dos cocheras, seguridad las 24 horas y una pileta. Lula dice que se negó a comprar el departamento que le ofreció otro detenido en la Operación Lava Jato, Leo Pinheiro, director y dueño de OAS. Pinheiro señala a Lula como real beneficiario del tríplex, que estaba a su disposición y de su familiares en forma exclusiva. Cuando estalló el escándalo, el piso aún estaba en refacciones, presuntamente pedidas por Lula y su fallecida esposa Marisa.

En tanto, la Justicia autorizó a una comisión parlamentaria a visitar hoy al ex presidente. Lula está detenido desde el 7 de abril en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba.

La decisión fue tomada por la magistrada de ejecución penal Claudia Lebbos a pedido de la senadora Vanessa Grazziotin, del Partido Comunista do Brasil. "Queremos ver cómo está Lula, queremos hablar con Lula", dijo Grazziottin, de la comisión de derechos humanos del Senado. La jueza aclaró que no existen informaciones de violación de derechos de las personas alojadas en la sede de la Policía Federal.

La jueza también giró al Ministerio Público Federal de Curitiba un pedido para que el argentino Adolfo Pérez Esquivel, Nobel de la Paz, pueda visitarlo. Visitarán a Lula los senadores Grazziotin, Regina Souza, Roberto Requao, Paulo Rocha, Joao Capiberibe, Fátima Bezerra, Lídice da Matta, Humberto Costa, José PImentel, Telmario Mota y Angela Portela, además de Gleisi Hoffmann, presidenta del PT.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario