El Mundo

México supera su propio récord oficial de homicidios: 27.199 en 2011

El número oficial de homicidios en México aumentó un 5,6 por ciento en 2011 respecto al año anterior, llegando a un número récord de 27.199. Aunque algunos de los Estados afectados por la violencia del narcotráfico reflejaron una baja...

Martes 21 de Agosto de 2012

Ciudad de México. — El número oficial de homicidios en México aumentó un 5,6 por ciento en 2011 respecto al año anterior, llegando a un número récord de 27.199. Aunque algunos de los Estados afectados por la violencia del narcotráfico reflejaron una baja, otros que más recientemente se han visto impactados por la presencia del crimen organizado registraron aumentos de más de 100 por ciento en la cantidad de muertes. Las cifras oficiales llegan con evidente retraso, y además, no están desglosadas, de manera de poder evaluar los asesinatos del narcotráfico.

Información preliminar divulgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señaló que en todo 2011 se registraron 27.199 homicidios, tanto violentos como accidentales, mientras que en 2010 la cifra fue de 25.757 crímenes. Las cifras de homicidios incluyen los asesinatos atribuidos al crimen organizado, pero también crímenes pasionales y hasta muertes por negligencia.

Versión oficial.El gobierno del presidente Felipe Calderón sostiene que los homicidios atribuidos al narcotráfico y el crimen organizado se han reducido en un 15 por ciento en el primer semestre de 2012, pero no ha suministrado cifras oficiales oficiales sobre ese tipo de asesinatos desde septiembre de 2011.

El informe de 2011 registró más de 47.500 muertos desde diciembre de 2006, cuando Calderón asumió el poder y lanzó una ofensiva militar contra los cárteles de las drogas, pero algunas organizaciones y activistas insisten en que puede ser superior a los 60.000.

Para Eduardo Guerrero, consultor privado en materia de seguridad, el incremento de homicidios está relacionado también con el aumento de los asesinatos del crimen organizado, que comenzaron a registrarse en los primeros años del actual gobierno. "Lo que vino a disparar los homicidios fueron las ejecuciones", comentó el consultor. En otras palabras, es el narcotráfico el responsable de la enorme mayoría de las muertes.

Dos Estados violentos. El especialista refirió que en algunas regiones los homicidios dolosos son la mayoría, como en el caso del estado norteño de Chihuahua donde el 90 por ciento fue de este tipo (entre 2007-2011), pero hubo una reducción de 30 por ciento en 2011. Sin embargo Chihuahua se mantiene como el Estado con mayor número de homicidios en 2012 y con la mayor tasa, de 131 por cada 100.000 habitantes. Mientras que en Sinaloa, en el noroeste del país, el porcentaje de homicidios dolosos fue de un 78,5 por ciento en el mismo período, con una reducción del 18 por ciento en la tasa de homicidios.

El Inegi señaló que con las cifras de 2011 la tasa de homicidios en todo México se ubicó en 24 por cada 100.000 habitantes. En 2010, la tasa fue de 23 a nivel nacional. Otros Estados, por el contrario, mostraron el año pasado un repunte en el número de homicidios: en el Estado norteño de Nuevo León los homicidios subieron un 129 por ciento en 2011 respecto a 2010 y en Veracruz, en la costa del Golfo de México, aumentaron 118 por ciento.

Los Zetas. El cártel de Los Zetas es señalado como un gran responsable de la violencia, tanto en Nuevo León como en Veracruz, donde mantiene enfrentamientos con los cárteles del Golfo y de Sinaloa. Los Zetas y el cártel de Sinaloa son considerados por las autoridades como los dos principales grupos del narcotráfico en México.

Aunque la actividad narco se concentra en el norte, el estado sureño de Guerrero, sobre en el Pacífico, también tuvo un incremento en el número de homicidios al pasar de 1.555 en 2010 a 2.425 en 2011, lo que significó un aumento de 56 por ciento. En Guerrero, autoridades han atribuido los repuntes de violencia a batallas entre grupos del narcotráfico creados tras una división en el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, luego de la muerte de su líder Arturo Beltrán en diciembre de 2009.

Números sin desagregar. Para el especialista Eduardo Guerrero, los datos del Inegi son útiles pero insuficientes, debido a que al no desglosar cuáles homicidios son del crimen organizado se pierde la posibilidad de realizar diagnósticos específicos sobre el fenómeno. Una base de datos de asesinatos del crimen organizado, dijo, "sirve para hacer un diagnóstico, para darte un mapa de dónde están las organizaciones y cómo se están moviendo". (AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario