El Mundo

México intenta desarmar a las "autodefensas" antinarcos

El gobierno federal inició el difícil proceso en el estado de Michoacán, donde hasta noviembre dominaba el cártel de los Caballeros Templarios.

Martes 29 de Abril de 2014

El gobierno mexicano puso en marcha el proceso de desmovilización y desarme de los grupos civiles de autodefensa que se alzaron en armas hace más de un año en el estado de Michoacán para defenderse del crimen organizado. El proceso se anuncia arduo y peligroso para los militares y agentes federales que deben desarmar a los civiles alzados en armas contra el dominio narco en Michoacán.

El comisionado federal para Michoacán, Alfredo Castillo, dijo que se trata de un "paso significativo", en busca de la desmovilización completa de estos grupos, prevista a más tardar para el 10 de mayo. Las autodefensas llegaron a mediados de abril a un acuerdo con el gobierno por el cual tendrán que entregar sus armas de alto poder y retirarse de las misiones de seguridad, a menos que quieran integrarse a cuerpos de defensa del ejército o la policía estatal. Sólo se permitirá que conserven algunas armas, en particular los jefes de las milicias, para evitar que queden desprotegidos y sean blanco de represalias del crimen organizado. El proceso de desmovilización, registro y desarme comenzará en los municipios de Coalcomán, Parácuaro y San Juan Nuevo. "La ruta que se ha establecido por acuerdo de todas las partes consolida el compromiso para que a Michoacán regrese el orden y la tranquilidad que tanto quiere la sociedad", expresó Castillo a través de un mensaje a los medios de comunicación.

Hasta esa fecha los grupos civiles y las autoridades seguirán trabajando de manera coordinada, pero después serán detenidos quienes no cumplan con los términos del pacto de desmovilización.

Alcalde preso. El alcalde del enorme puerto de Lázaro Cárdenas, en la costa del Pacífico, fue detenido por vínculos con la delincuencia organizada. Lázaro Cárdenas es una de las mayores ciudades del estado de Michoacán.

La Procuraduría de Michoacán dio a conocer que el alcalde Arquímides Oseguera, del Partido de la Revolución Democrática, es investigado por secuestro y extorsión, además de relación con un jefe criminal.

El puerto de Lázaro Cárdenas fue militarizado en noviembre por el gobierno federal, porque había sido copado por la banda de narcotraficantes Caballeros Templarios. Cárdenas es el puerto de mayor volumen de carga, el segundo en contenedores y el tercero en valor de México y una importante puerta de salida hacia China. En marzo las autoridades confiscaron 119.000 toneladas de mineral de hierro, obtenidas por el cártel para su exportación. En su mejor momento, los Caballeros Templarios dominaron la producción y transporte de mineral de hierro y de hecho todo el puerto. Además del alcalde de Lázaro Cárdenas han sido detenidos este mes el segundo del gobierno de Michoacán, el secretario de gobierno Jesús Reyna, así como el alcalde de Apatzingán, principal bastión del cártel, Uriel Chávez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario