El Mundo

Médicos cubanos llegan a Brasil y estalla la polémica

Buscan suplir el déficit que existe de esos profesionales en la atención en salud pública en más de 700 municipios del interior del país y en suburbios de grandes ciudades. 

Sábado 24 de Agosto de 2013

Los primeros médicos cubanos que participarán del programa de gobierno "Más doctores", que busca suplir el déficit que existe de esos profesionales en la atención en salud pública en más de 700 municipios del interior del país y en suburbios de grandes ciudades, llegaron ayer a Brasil. Se espera que un total de 4.000 galenos del país caribeño trabajen en zonas rurales y marginales brasileñas.

Las asociaciones de médicos brasileños se oponen al programa, pues afirman que los médicos cubanos no están adecuadamente capacitados y que habría suficientes profesionales brasileños para trabajar en las zonas más pobres del país, si el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff invirtiera en infraestructura para hospitales públicos decentes y mejores salarios.

El Ministerio Público del Trabajo anunció ayer que cuestionará dicho acuerdo debido a que, según el fiscal José Ramos Pereira, la forma de contratación de los médicos —mediante la transferencia del pago de sus salarios al gobierno cubano— es "totalmente irregular" y viola la legislación laboral y la Constitución brasileña. En el mismo sentido se manifestó el presidente de la Federación Nacional de los Médicos (Fenam), Geraldo Ferreira, quien sostuvo Brasil le pagará al gobierno cubano 10.000 reales (4.081 dólares mensuales) por el trabajo de cada uno de los médicos, pero son las autoridades de La Habana las que definirán cuánto será efectivamente transferido para los profesionales.

Esclavitud. El presidente de la Federación Nacional de los Médicos (Fenam), Geraldo Ferreira, sostuvo que los médicos cubanos actúan bajo contratos que los someten a condiciones parecidas a "trabajo esclavo". De acuerdo con estadísticas del Consejo Médico Federal de Brasil, sólo el 8 por ciento de los doctores brasileños trabaja en ciudades con 50.000 habitantes o menos, que representan el 90 por ciento de todos los municipios del país, lo que da una idea de la mala distribución de los facultativos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario