El Mundo

Matan a un lugarteniente de Saddam y presunto cerebro de la milicia yihadista

La información de la muerte de Izzat al Duri fue revelada por el gobernador de la provincia iraquí de Saladino, Raed Al Juburi, a la cadena de televisión Al Arabiya.

Sábado 18 de Abril de 2015

Uno de los ex vicepresidente del derrocado mandatario de Irak, Saddam Hussein, fue asesinado ayer por fuerzas de seguridad iraquíes que se enfrentaron a combatientes del Estado Islámico (EI), organización yihadista de la que el ex funcionario era su "cerebro", según informaron oficialmente. La información de la muerte de Izzat al Duri fue revelada por el gobernador de la provincia iraquí de Saladino, Raed Al Juburi, a la cadena de televisión Al Arabiya.

Esta cadena mostró la imagen de un hombre de barba roja muerto al que identificó como Al Duri. Las autoridades iraquíes, informó, van a realizar pruebas de ADN para confirmar su identidad, aunque se descuenta que se trata del ex vicepresidente de Saddam. "Se trata de una victoria extraordinaria para todos los involucrados en la operación", declaró el gobernador de Saladino. "Era considerado un «cerebro» del Estado Islámico y seguro que su muerte provocará en ellos un fuerte impacto y alguna ruptura que otra", dijo Al Juburi, según informó también la agencia de noticias Europa Press. "Otros ocho terroristas suicidas perecieron junto a Al Duri", según indicó el jefe de seguridad de la provincia de Saladino, Jassim Jabara, a la agencia de noticias Rudaw.

Otras versiones. Estados Unidos habían ofrecido diez millones de dólares de recompensa a quien aportara informaciones que llevaran a su detención o muerte y lo había ubicado en las cartas empleadas para identificar a la cúpula de Saddam como el "Rey de tréboles". Si bien las fuentes oficiales aseguran que Al Duri falleció durante una operación de las fuerzas de seguridad iraquíes, otras hicieron correr la versión de que en realidad murió al detonar una carga explosiva que transportaba durante un ataque a las fuerzas iraquíes en Tikrit. Al Duri, de 72 años de edad, participó en el golpe de Estado que en 1968 colocó a Saddam Hussein en el poder y se trataba del integrante más poderoso de la cúpula que todavía quedaba en libertad. Era un alto oficial responsable de la matanza de 1988 en Halabja, donde más de 5.000 kurdos fallecieron por un ataque biológico efectuado por fuerzas iraquíes.

De hecho, Al Duri se vio obligado a abandonar precipitadamente un chequeo médico en 1999 en Viena, ante el temor de ser detenido por crímenes contra la humanidad. Había nacido en la localidad de Al Dur, a 25 kilómetros al norte de Tikrit.

En junio de 2014, el ejército iraquí mató a su hijo, Ahmed Ezat al Duri, durante un bombardeo contra una reunión de supuestos terroristas en Tikrit.

Cuna de Saddam, Tikrit fue recuperada por las tropas iraquíes tras una larga ofensiva el pasado 31 de marzo, abriendo el camino a la liberación del norte de Irak de manos de los yihadistas del EI.

Aliado de la insurgencia. Luego de que Saddam fuera derrocado en 2003 y antes de que Al Qaeda primero y luego EI cobraran relevancia, al Douri condujo una insurgencia contra las autoridades shiítas de Bagdad, organizando y liderando importantes ataques contra símbolos del nuevo gobierno.

Ex miembros del Partido Baath en Irak también se han unido a Estado Islámico para combatir a las autoridades de Bagdad. Estado Islámico es un grupo radical sunita que capturó un tercio de Siria y amplias regiones de Irak y que este año proclamó un califato a lo largo de esas tierras, en el corazón de Medio Oriente.

Francia destina unos cien millones de euros para combatir el racismo

El premier francés, Manuel Valls, presentó ayer un plan de lucha contra el racismo y el antisemitismo y denunció su progresión "insoportable" en el país, tres meses después de los atentados de París. "El racismo, el antisemitismo, el odio hacia los musulmanes, los extranjeros, la homofobia, aumentan de manera insoportable" en Francia, dijo Valls, englobando las diversas formas de intolerancia que fracturan la sociedad francesa. .

Frente a los extremismos "nuestro deber es organizar una reacción", afirmó, en momentos en que el partido de extrema derecha Frente Nacional, dirigido por Marine Le Pen, gana terreno en el tablero político francés. "Los franceses judíos no deben tener miedo por ser judíos" y los "franceses musulmanes no deben tener vergüenza de ser musulmanes", recalcó Valls, que optó por anunciar su plan en Créteil, un suburbio de París en el que una pareja judía fue agredida en su domicilio en diciembre pasado.

El plan gubernamental, prometido por el presidente François Hollande después de los atentados de París, incluye unas 40 medidas articuladas alrededor de la Justicia, la escuela e internet. La más emblemática de ellas es que las sanciones por declaraciones racistas estarán previstas en el derecho penal y no ya en el derecho de la prensa.

Además, el racismo y el antisemitismo serán "circunstancias agravantes" de un delito, según el código penal. El plan prevé asimismo la creación de una "unidad de lucha contra el odio en internet" y la obligación para los proveedores de servicios de la web de tener "una representación jurídica en Francia". Serán destinados a este programa unos 100 millones de euros en tres años.

 

Educación y pedagogía. El gobierno prevé también el refuerzo de la formación de los docentes. "Es a través de la educación, la pedagogía y comprensión del otro que se pueden contrarrestar los estereotipos y las imágenes negativas", declaró Valls. El premier recordó que tanto él, de origen español, como la ministra de Educación, Najat Vallaud-Belkacem, de origen marroquí, nacieron "en el extranjero".

Desde los atentados que dejaron 17 muertos en París entre el 7 y el 9 de enero, los actos antimusulmanes aumentaron vertiginosamente en Francia. La organización Observatorio de la Islamofobia computó 226 actos de ese tipo (agresiones, amenazas, degradación de mezquitas) desde entonces, es decir seis veces más que durante el mismo período de 2014. A su vez, el número de actos antisemitas se multiplicó por dos el año pasado con respecto a 2013. La Comisión Nacional Consultiva de Derechos Humanos señaló la persistencia en Francia de fuertes prejuicios respecto a los musulmanes, los judíos y los gitanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario