El Mundo

Masivas manifestaciones por las calles de Francia contra la política de Sarkozy

La jornada de protesta convocada por los sindicatos franceses en contra de la política económica y social del gobierno francés, la mayor que enfrenta Nicolas Sarkozy desde su llegada a la presidencia, se completó hoy con grandes manifestaciones en París y las principales ciudades del país.

Jueves 29 de Enero de 2009

París.- La jornada de protesta convocada por los sindicatos franceses en contra de la política económica y social del gobierno francés, la mayor que enfrenta Nicolas Sarkozy desde su llegada a la presidencia, se completó hoy con grandes manifestaciones en París y las principales ciudades del país.

Al menos un millón de personas se unieron a las protestas, según los sindicatos, que previeron que el número podría subir hasta los tres millones a lo largo del día. Un representante gremial citado por medios locales aseguró que se trata de la mayor manifestación de asalariados de los últimos 20 años.

Los sindicatos franceses protestan así contra el apoyo unilateral que, en su opinión, el Estado francés brinda a los bancos y la industria mediante el paquete de medidas para reactivar la coyuntura económica.

“No queremos pagar por una crisis ocasionada por los bancos”, declaró el director del sindicato CFDT, François Chérèque. “Reclamamos un segundo plan de ayuda que apunte esta vez al poder adquisitivo”.

Los trabajadores reclaman también la semana laboral de 35 horas y garantías para los puestos en empresas que recibieron ayuda del Estado. El gobierno, sin embargo, ya adelantó que mantendrá su política, por lo que los sindicatos tienen previsto reunirse el lunes para deliberar sobre nuevas acciones de protesta.

Varios medios locales hablaron de un “jueves negro”. Varios servicios suburbanos y ferroviarios quedaron suspendidos, las emisoras de radio públicas emitieron música en vez de noticias y en los centros sanitarios sólo funcionaron los servicios de emergencia. Escuelas y oficinas de correos permanecieron cerradas.

A pesar de la protesta, París no sufrió esta mañana el caos de tránsito que se temía. Durante la mañana funcionaron hasta un 85 por ciento de los servicios suburbanos, más de un 60 por ciento de los trenes regionales y cuatro de cada diez de alta velocidad.
Los efectos de la huelga también fueron reducidos en los aeropuertos. Un 80 por ciento de los vuelos del parisino Charles de Gaulle pudieron despegar y aterrizar en el horario previsto, aunque la compañía de bandera Air France canceló un 20 por ciento de sus vuelos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario