El Mundo

Más de cien muertos en un doble atentado explosivo en Nigeria

Las bombas estallaron en un centro financiero de Jos. El gobierno responsabilizó a Boko Haram, el grupo radical que raptó a las escolares.

Miércoles 21 de Mayo de 2014

La detonación coordinada de dos bombas dejó al menos 118 personas muertas y otras 45 heridas en el transitado centro financiero de la ciudad de Jos, en el centro de Nigeria, dijeron servicios de emergencia, en un ataque que parece tener las características de los realizados por insurgentes islamistas de Boko Haram. Nadie se atribuyó inmediatamente la responsabilidad por los ataques, pero el principal sospechoso era Boko Haram, que ha colocado bombas en el centro y norte de Nigeria en una campaña cada vez más sangrienta que busca instaurar un Estado islámico.

Las milicias de Boko Haram han sido noticia de portada en todo el mundo por el secuestro de más de 200 niñas de una escuela hace un mes, en la aldea de Chibok, en el noreste del país. Reino Unido, Francia y Estados Unidos han comprometido ayuda para rescatar a las niñas. Si se confirma que el ataque en Jos fue de Boko Haram, mostraría su creciente alcance en el principal productor petrolero africano y el país más poblado del continente, porque ocurre más allá de su área de influencia en el noreste semiárido. Varias bombas han explorado fuera de esa región en el último mes.

Sitios concurridos. Los estallidos de ayer tuvieron lugar en el mercado central de Jos, entre una estación de tren y el hospital universitario de la ciudad, informó el teniente general Dave Enetie. Una bomba estaba escondida en un camión y la otra en un pequeño autobús, aseguró el oficial de seguridad Kingsley Egbo.

Según testigos, las explosiones provocaron daños en el hospital, varias tiendas, bancos y en un estacionamiento, mientras que un denso humo envolvió la zona.

Boko Haram, grupo radical, lleva adelante atentados desde 2009 y ya ha matado a miles de personas. Desde inicios de este año se contaron más de 2000 víctimas de sus ataques. El ejército inició un operativo contra el grupo en mayo de 2013, pero sus logros fueron magros. Boko Haram lucha por establecer un Estado islámico fundamentalista en el norte de Nigeria.

Un testigo vio 10 cuerpos quemados e irreconocibles en el lugar de las explosiones. "Hemos recuperado 118 cuerpos desde los escombros", dijo Mohammed Abdulsalam, coordinador de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias en Jos. "Esto podría aumentar en la mañana, debido a que aún hay escombros que no hemos removido", agregó.

"La primera explosión ocurrió alrededor de las 3 de la tarde (hora local) y la segunda a las 3.30, cuando la gente se había reunido para ayudar a las víctimas", dijo el comisario de policía del Estado Plateau, Chris Olakpe. "Esta es una área muy transitada de Jos", añadió. La táctica de bombas en cadena busca maximizar el número de víctimas y ha sido usada por otros grupos rebeldes en lugares como Irak.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, condenó el atentado y calificó a los autores como "crueles y malvados".

"Están en Nigeria". Horas antes de las explosiones, el gobierno nigeriano había afirmado que las más de 200 niñas secuestradas por Boko Haram no estaban juntas ni en el bosque de Sambisa, base de operaciones de la milicia radical, sino que probablemente habían sido divididas en varios grupos y repartidas por todo el país. Según el ministro de Información, Labaran Maku, "no hay indicios que demuestren que nuestras niñas están todavía en el bosque. Tampoco hay indicios de que hayan sido sacadas del país".

Las tareas de búsqueda del ejército nigeriano, apoyado por la ayuda internacional, se han centrado en el bosque de Sambisa, en el Estado norteño de Borno, donde en un primer momento se sospechó que las menores fueron llevadas tras el secuestro. No obstante, tras no haber dado con ninguna pista que demuestre que puedan estar en esa zona, el ministro cree que "hay posibilidades de que hayan sido divididas en varios grupos".

Del mismo modo, Maku negó informaciones que aseguran que las niñas fueron trasladadas fuera de Nigeria. "Hay quien dijo que las han visto en Camerún y en la República Centroafricana, pero no hay pruebas que lo demuestren", argumentó Maku tras reconocer que es "difícil" luchar contra los miembros de Boko Haram.

El ministro aprovechó la entrevista para instar al gobierno federal a que negocie con la milicia de Boko Haram la liberación de las niñas secuestradas en una escuela de Chibok el pasado 14 de abril.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario