El Mundo

Marina Silva frena su ascenso en los sondeos y Dilma se acerca

La presidenta y la líder ambientalista están virtualmente empatadas en la intención de voto de cara a una eventual segunda vuelta electoral en Brasil.

Miércoles 10 de Septiembre de 2014

La presidenta Dilma Rousseff, candidata a la reelección en los comicios generales en Brasil, logró reducir la diferencia que la separa de la líder ambientalista Marina Silva, reveló un sondeo del Instituto MDA divulgado ayer por la Confederación Nacional de Transportes (CNT). Según la encuesta, Rousseff sigue liderando la disputa por la primera vuelta electoral del 5 de octubre, con un 38,1% de las intenciones de voto, frente al 33,5% de Silva y al 14,7% del candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el senador Aécio Neves.
  En una segunda vuelta entre Rousseff y la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), Silva sigue en cabeza, con un 45,5% de las preferencias, pero está técnicamente empatada con la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT), quien suma un 42,7%.
  En comparación con el sondeo anterior del Instituto MDA, del 27 de agosto, el índice de preferencias por Rousseff subió un 3,9%, mientras que Silva avanzó un 5,3% y Neves retrocedió el 1,3%. El total de electores indecisos, a su vez, bajó del 10,4 al 5,7%, mientras que los que no apoyan a ningún candidato representan hoy un 5,9% del electorado, frente al 8,7% del sondeo anterior. La encuesta se basa en entrevistas realizadas a 2.002 personas de 137 municipios de todo el país entre el 5 y el 7 de septiembre, y tiene margen de error de 2,2 puntos porcentuales hacia arriba y hacia abajo.

Cuestionamientos. El panorama del sondeo, sin embargo, no capta los efectos del escándalo que estalló el domingo último, con la revelación de que un ex director de la petrolera estatal Petrobras, bajo arresto desde marzo, reveló a la fiscalía que la empresa era usada para pagar sobornos a decenas de políticos aliados del gobierno. El escándalo en el gigante petrolero se convirtió ayer en munición para los ataques de los rivales de la presidenta brasileña de cara a los comicios. La propaganda de la ambientalista Silva sostuvo que el gobierno del PT convirtió la empresa en “caso policial”. El diputado Beto Albuquerque, postulante a vicepresidente en la fórmula del Partido Socialista Brasileño (PSB) encabezada por Silva, aludió a las críticas de Rousseff, quien acusó sus rivales de poner en riesgo el programa de explotación de los gigantescos yacimientos de crudo descubiertos en aguas ultraprofundas de la llamada capa pre-sal. “El que pone en riesgo el pre-sal es el gobierno, al transformar Petrobras en un caso policial”, dijo Albuquerque, quien aseveró que, en un gobierno de Silva, la petrolera “va a renacer”.

A la defensiva. La lider ambientalista, a su vez, rechazó acusaciones de Rousseff según las cuales planea desacelerar la prospección de las reservas del pre-sal, cuyos beneficios serán usados para financiar proyectos de educación y de salud: “En mi gobierno, los recursos del pre-sal serán usados para salud y educación, y no para la corrupción”. A su vez, el candidato Aecio Neves comparó las denuncias en Petrobras al llamado “escándalo del mensalao”, en el que destacados políticos del PT fueron acusados de armar un esquema de desviación de dinero público para pagar sobornos a legisladores aliados. “Después del «mensalao», ahora aparece esta historia”, disparó el senador socialdemócrata, que afirmó que el ex director de Petrobras Paulo Roberto Costa, quien confesó su participación en la trama de corrupción, “era el principal director nombrado por el gobierno del PT”.

3% de comisión. Costa, quien está arrestado desde marzo pasado acusado de nexos con una red de lavado de dinero, contrabando, narcotráfico, corrupción y evasión de divisas e impuestos, aceptó suministrar informaciones a la Justicia a cambio de que se le reduzca la pena, que podría llegar a 30 años de cárcel. Aunque las informaciones suministradas por el ex funcionario no han sido reveladas por la Fiscalía, la revista semanal Veja aseguró este fin de semana que Costa entregó una lista con decenas de nombres de políticos que recibirían el 3% de comisión sobre el valor de cada contrato firmado durante su gestión en la empresa, entre 2004 y 2012.
  Las denuncias vinculadas al gigante del sector petrolero salpican a Rousseff, porque la mandataria presidió el consejo de administración de la empresa estatal entre 2003 y 2011. En ese período fueron aprobados negocios que ocasionaron pérdidas millonarias a la empresa, y que están siendo investigadas por sospecha de irregularidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario