El Mundo

Malcorra anuncia "una señal de apoyo" del Mercosur a Dilma

Crisis política en Brasil. La canciller argentina no descartó incluso que se pueda activar la cláusula democrática. Adelantó una cumbre de los ministros del bloque.

Martes 22 de Marzo de 2016

Los cancilleres del Mercosur se reunirán en las próximas horas para brindar "una señal de apoyo institucional" a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en el marco de la crisis que atraviesa el principal socio del bloque, informó la ministra de Relaciones Exteriores argentina, Susana Malcorra. La canciller señaló que por ahora no se estudia aplicar la cláusula democrática del Mercorsur, pero "podría llegar" a hacerse. "He estado en contacto con el canciller de Uruguay, país que tiene la secretaría pro-témpore del Mercosur y la Unasur, por una reunión del Mercosur. Queríamos ver si la podíamos hacer antes de la llegada del presidente (Barack) Obama, o una teleconferencia para producir una señal de apoyo institucional", declaró Malcorra en una conferencia de prensa en Buenos Aires.

La semana pasada el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, envió una carta a sus pares de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para promover la "solidaridad" con Rousseff. La canciller argentina señaló sin embargo que no está informada de que "haya una cumbre de Unasur en los próximos días, sí que haya una reunión de cancilleres del Mercosur". El Mercado Común del Sur (Mercosur) está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. "La preocupación es clara: que un país del peso y el tamaño de Brasil esté afectado por una crisis institucional es algo que nos preocupa a todos, y que pueda encontrar una salida dentro de los marcos institucionales es importante para nosotros. No se puede negar el impacto ecónomico, todo eso significa impacto en la región y lo que queremos evitar es que haya una desestabilización de la región", sostuvo Malcorra.

La ministra instó a que cualquier paso o proceso que se dé tiene que estar "dentro de las pautas del proceso democrático de Brasil". Rousseff enfrenta un juicio político, mientras Lula da Silva tiene pendiente un pedido de prisión preventiva de la fiscalía que sigue el escándalo del "Lava Jato", el caso de corrupción en la estatal Petrobras. "Nuestro mensaje es que no se puede hacer nada en contra de lo que las instituciones democráticas y la Constitución establecen", subrayó Malcorra. La jefa de la diplomacia argentina aclaró que en las conversaciones entre los cancilleres del bloque no se analizó aplicar la cláusula democrática del Mercosur, que aparta al socio que no respeta los cánones institucionales. "No lo hemos discutido, no está en nuestra agenda que se aplique una desvinculación de Brasil del Mercosur, pero podría llegar a existir", señaló. La jefa de la diplomacia argentina subrayó que el gobierno de Mauricio Macri sigue con mucha preocupación la crisis en Brasil. "Creemos que hay que ser muy cuidadosos de lo que se dice, apoyamos a la presidenta que ha sido electa democráticamente. No sólo esperamos que Brasil resuelva esta crisis dentro de los procedimientos de la democracia, necesitamos un socio fuerte, pero sobre todo un socio que esté resolviendo sus cuestiones", remarcó. "Que el principal socio del Mercosur esté pasando una situación difícil impacta a todo el Mercosur, no podemos negarlo", agregó.

Pese a los adelantos de Malcorra, Uruguay descartó "por ahora" una reunión de cancilleres del Mercosur para brindar "apoyo institucional" a Rousseff, según remarcó el canciller de ese país, Rodolfo Nin Novoa. "Hoy hablé con Malcorra y estamos monitoreando la situación", dijo Nin Novoa en Montevideo, donde la actividad es prácticamente nula debido por Semana Santa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario