El Mundo

Maduro ordenó a las FFAA prepararse para una “guerra no convencional”

A una semana de la derrota electoral, dijo  que Venezuela es víctima de una presunta agresión “económica, eléctrica, financiera y psicológica” .

Lunes 14 de Diciembre de 2015

En un acto a una semana de la más dura derrota electoral del chavismo, el presidente Nicolás Maduro habló ante las fuerzas armadas, a las que ordenó alistarse para una “guerra no convencional”. “Yo sólo les digo, mujeres y hombres, prepárense para defender la patria y que nadie vacile. No permitiremos que la derecha y la burguesía, desde las posiciones de poder a las que han llegado, entreguen la soberanía, la independencia y la justicia que se han construido durante estos años de sacrificio”.
  Ayer se cumplió una semana del voto para la Asamblea Nacional, que significó una derrota contundente del chavismo. Agobiados por una crisis económica que se refleja en el desabastecimiento, y por una crisis política a nivel internacional, los venezolanos decidieron dar su apoyo a la Mesa de la Unidad Democrática, que se opone al gobierno chavista de Nicolás Maduro.
  Ante los mandos militares, el mandatario reiteró su leit motiv favorito: Venezuela es víctima de una “guerra no convencional, económica, eléctrica, financiera, criminal y psicológica”, de la “derecha” apoyada por Estados Unidos. “Estamos ante una crisis de grandes dimensiones, que he caracterizado como una crisis contrarrevolucionaria de poder”.
  Maduro aseguró que en las elecciones se produjo un choque entre “el polo de la patria” y “el polo de la antipatria”, y que aplicará los mecanismos que ofrece la Constitución “para regular este tipo de tensiones históricas. A esta patria no la implosionan, no la destruyen y no la hacen retroceder. ¡A costa de nuestra propia vida, no lo voy a permitir!”, advirtió casi a los gritos.
  Maduro también llamó a los militares que se desempeñan en la administración pública a volver a los cuarteles y les prometió un aumento salarial. “He dado la orden para implementar un plan bien pensado y detallado para que regresen a puestos de mando y a filas activas en cada componente, los compañeros que han ido a la administración pública a prestar su servicio a la patria. ¡Es momento de regresar para reforzar la fuerza armada!”, sostuvo. Al parecer ese retorno a los cuarteles estaría vinculado con la preparación para la presunta “guerra no convencional” que anunció Maduro.

Malestar uniformado. Ante el descontento con la crisis económica en las filas castrenses, Maduro anunció el envío al nuevo congreso de una ley de seguridad social para las fuerzas armadas que flexibilizará el pago de prestaciones sociales, al tiempo que prometió “mejorar las condiciones de vida” de los militares. Este anuncio tiene un trasfondo conocido: el descontento en los cuarteles. Los altos índices de inflación y criminalidad violenta, la peor de Sudamérica, son parte de las quejas de los uniformados, que n sufren ambos fenómenos como el resto de la sociedad venezolana. El descontento contra el gobierno habría comenzado a sentirse con mas frecuencia dentro de los cuarteles, especialmente entre oficiales de baja graduación y la tropa.    
  Según un artículo publicado por diario estadounidense El Nuevo Herald, documentos entregados al general retirado Antonio Rivero por oficiales activos revelan que los soldados venezolanos se han visto afectados por la situación económica y la alta tasa de criminalidad. Muestran los informes la preocupación de los organismos de inteligencia del chavismo por el rechazo de los militares a la gestión de Nicolás Maduro. Y señalan que las críticas contra Maduro ya son generalizadas. “De acuerdo a esos informes de inteligencia, en los cuarteles se están registrando comentarios como «este gobierno realmente no está resultando lo que el comandante Chávez se planteó», «Maduro es un oprobio como comandante en jefe» y «no nos representa realmente»”, enumeró el general Rivero. De acuerdo con el diario, los militares también están padeciendo el avance de la inflación. En los informes se destaca que “a las tropas ya no les alcanza el sueldo y el índice de retardo en los pagos es enorme”. Los altos índices de delitos que se están registrando dentro de los cuarteles debido a la construcción de viviendas populares dentro de los terrenos de la mayor guarnición de Caracas,  Fuerte Tiuna, que son controladas por los “colectivos armados”, también forman parte de las quejas militares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS