El Mundo

Maduro expulsa al embajador de España y se aísla aún más

La drástica medida no había sido tomada ni aún en los convulsos años de Hugo Chavez. Madrid estudia una respuesta "proporcionada"

Viernes 26 de Enero de 2018

Escaló el enfrentamiento entre el régimen venezolano y la comunidad internacional. Ayer, el gobierno venezolano decidió declarar "persona no grata" al embajador de España en Caracas, Jesús Silva Fernández y expulsarlo. Una medida que no se tomó nunca,ni siquiera en tiempos de Hugo Chávez. Madrid respondió diciendo que tomará medidas de "reciprocidad". De esta forma, el régimen chavista, que ha adelantado las elecciones presidenciales de diciembre a abril próximo, sigue una senda de aislamiento regional e internacional y de profundización de un modelo basado en comicios fraguados.

La Cancillería venezolana señaló en un comunicado que declara "persona no grata" a Silva en virtud de las "continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos de nuestro país, por parte del gobierno español". La decisión implica la expulsión del país de Silva en un plazo de 72 horas dijeron fuentes de la Cancillería.

El miércoles, el gobierno de Caracas había llamado a consultas a su embajador en Madrid, Mario Isea, en respuesta a lo que llamó la "agresión injerencista y colonialista" del gobierno de España.El régimen tomó ayer otro paso al declarar persona no grata al embajador.

"El gbierno bolivariano de Venezuela expresa su categórico rechazo a las declaraciones emitidas por el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, este 24 de enero, en relación a las medidas restrictivas, contrarias a los más elementales principios del derecho internacional, que ha aplicado de manera errática y unilateral la Unión Europea contra altos funcionarios y jefes de poderes públicos venezolanos", indica la Cancillería en la nota. Se refiere a las sanciones contra los integrantes de la cúpula chavista que tomó recientemente la Unión Europea, formada por 28 naciones.

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Alfonso Dastis, había dicho que la llamada a consultas era desproporcionada pero, horas después, se encontró con una medida mucho más dura aún. La expulsión de un embajador no había sucedido nunca entre España y Venezuela,

a unque sí se han registrado durante los mandatos chavistas momentos de llamadas a consultas.

Dastis declararó desde Davos (Suiza) que el gobierno lamentaba la declaración de "persona non grata" del embajador y rechazó las acusaciones de "injerencia". Después añadió que España responderá con "medidas de reciprocidad proporcionadas". No quiso avanzar qué medidas son esas y dio a entender que serán adoptadas en el Consejo de Ministros al que él llevará un informe con "diversas alternativas". Entre esas medidas podría estar la declaración, a la vez, por parte de España, como «persona non grata», del embajador venezolano o la expulsión de algún otro miembro de la Embajada. "Vamos a tratar de actuar con proporcionalidad pero tenemos que aplicar el principio de reciprocidad, que es muy útil en las relaciones diplomáticas", insistió el ministro español.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario