El Mundo

"Maduro es el que ordena las persecuciones y torturas y a cuál político vigilar"

El general Crhistopher Figuera, ex jefe del Sebin, el servicio de inteligencia chavista, habla sin tapujos luego de huir al extranjero.

Domingo 14 de Julio de 2019

Desde que huyó de Venezuela tras el alzamiento militar del 30 de abril, el general Christopher Figuera, ex director del temible Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin, ha revelado importantes detalles del dispositivo represivo del gobierno chavista de Nicolás Maduro. Actualmente reside en Estados Unidos.

   El militar de 55 años fue por más de tres años el segundo al mando de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, Dgcim (la autora de la muerte por torturas del capitán Acosta Arévalo), y de octubre de 2018 a abril de 2019 estuvo a la cabeza del Sebin, así que ha sido testigo de algunas de las peores violaciones de derechos humanos que se han cometido bajo el gobierno de Maduro.

   El diario caraqueño El Nacional ha compilado algunas de las declaraciones de Figuera en el exilio, desde la confirmación de que al ex concejal Fernando Albán lo lanzaron del piso 10 del edificio del Sebin en Caracas a que le ordenaron detener a la madre del dirigene opositor y presidente interino Juan Guaidó. Dijo que no lo hizo porque en ese momento era paciente oncológica. El militar formuló las declaraciones en diferentes entrevistas con los medios El País, ABC, ENTN Miami y NTN24.

   Para el general Figuera, “Maduro es el que ordena las persecuciones políticas”. El ex jefe del Sebin aseguró que Maduro está detrás de las torturas y es quien decide a cuál líder político opositor se debe vigilar. “E l diseñaba a quién se iba a perseguir y giraba algunas instrucciones, incluso tenía que instruir a la Fiscalía para que legalizara unos hechos que, a todas luces, no son legítimos”, indicó. El general Raúl Isaías Baduel, detenido desde hace años, le comentó a Figuera que funcionarios le “sembraron” una agenda y algunos escritos. Al revisar el caso se notaron irregularidades. Baduel fue una figura clave en el intento de golpe militar de 2002 contra Hugo Chávez, al oponerse a los alzados. Chávez luego ordenó defenestrarlo. “Revisé el expediente, algunas cosas, y me di cuenta de que realmente estaba secuestrado. Yo no lo sabía. El maestro del arte del engaño, Maduro, le da una orden a Jorge Rodríguez y hacen que una infamia parezca realidad”, señaló, en referencia al poderoso ministro de Información chavista.

   Asimismo, Figuera asegura que la guerrilla colombiana “el ELN ha hecho contactos con algunos mandos militares venezolanos”. Aunque destacó que nadie en el alto mando está de acuerdo con la relación con la guerrilla, reconoció que el ELN ha corrompido en la frontera a muchos funcionarios. “En el caso de las Farc, según informaciones de inteligencia que me llegan, el ex guerrillero Jesús Santrich habría llegado a Venezuela para, de ahí, sacarlo a Cuba”, manifestó. Santrich, ex negociador de las Farc en el acuerdo de paz de 2016, fue acusado de narcotráfico con posterioridad a la vigencia de ese tratado. Se fugó del arresto gracias a la liberación que dictó la Corte Suprema y desde entonces está desaparecido.

   En un plano más político, Figuera considera que el proceso de diálogo en Barbados entre el régimen y la oposición no funcionará. En su opinión, la única salida pacífica es que Maduro deje el poder voluntariamente. “Maduro habla de diálogo cada vez que se encuentra acorralado. Por eso digo que es un estafador. l lo que quiere es seguir en el poder. Maduro lo está utilizando como una válvula de escape”, asegura.

   El militar, con 30 años de experiencia, destacó que si bien el informe de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, fue “bastante sincero”, no describe la magnitud de las torturas y violaciones de los derechos humanos. “La situación es más tenebrosa de lo que ella refleja en ese informe. La coacción del derecho político está implícita detrás de esas torturas, la falta de libertad política y la persecución que hay a los representantes del Poder Legislativo, que es el único poder que hasta el momento es independiente”, manifestó.

   Afirmó además que Maduro ordenó detener al madre de Juan Guaidó, pero al ser una paciente oncológica el procedimiento no se llevó a cabo. Por esa razón se decidió ir tras Roberto Marrero, jefe del despacho del presidente interino. A las dos semanas de la salida de Figuera del país, apareció muerto el general Jesús García, mano de derecha del ex director del Sebin. “Ese es un tema muy sensible para mí, solo puedo decir que él estaba investigando conmigo la corrupción, los escándalos más escabrosos”, puntualizó. Figuera detalló que Maduro, Cilia Flores y otros altos funcionarios están involucrados hace asignación de contratos en el área de alimentación, construcción o minería, que los favorecen sin las revisiones de rigor. El dinero de estos negociados sale de Venezuela por vía aérea sin control.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario