El Mundo

Maduro defendió la necesidad del diálogo con la oposición

Las negociaciones en curso son "el único camino a la paz", advirtió el presidente venezolano, y "no eliminar al adversario".

Lunes 14 de Abril de 2014

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro afirmó que el diálogo iniciado con la oposición "es el único camino a la paz", pero reiteró su rechazo a las medidas solicitadas por aquella, como la liberación de los presos políticos y el desarme de los grupos parapoliciales que actúan en la represión de las protestas. El diálogo, iniciado la noche del jueves con mediación de los cancilleres sudamericanos y el Vaticano, debería continuar mañana, con una segunda ronda de conversaciones. Ayer el gobierno conmemoró los 12 años del fallido golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002.

"A algunos sectores dentro de la izquierda chavista, que pudieran tener algún tipo de duda sobre la justeza de los procesos de diálogo, de debate público y de reconocimiento con la oposición, yo les diría que es el único camino a la paz", dijo Maduro una entrevista con el diario Ultimas Noticias. El mandatario advirtió que "Venezuela, para hacer una revolución, no debe ir a una guerra" y agregó: "nuestro reto es gobernar bien y resolver los problemas de la gente, ampliar la base política y social que nuestro comandante (por Hugo Chávez) nos legó, nunca eliminar al adversario". Claramente, Maduro se estaba dirigiendo a los sectores más radicales que dentro del régimen buscan aumentar la represión y no reconocer a la oposición como se ha hecho con el diálogo formal del jueves pasado, que se transmitió por cadena nacional. Con respecto a sus expectativas sobre el diálogo, si "la oposición venezolana llega al convencimiento de que debe respetar la Constitución y al chavismo como fuerza mayoritaria, ya sería un gran avance en el fortalecimiento de la democracia. Todo lo demás que se desprende de allí son ventajas que se puedan lograr desde el punto de vista de la gobernabilidad y mientras la oposición mantenga su conducta política dentro del carril de la Constitución pienso que les va a ir mejor a ellos y también al país", manifestó.

Maduro dio como ejemplo el encuentro que junto a sus ministros mantuvo el pasado viernes con gobernadores y alcaldes opositores. Remarcó que "asistieron todos", lo que consideró "una excelente señal". Consultado sobre las "concesiones mutuas" que ambas partes deberían darse en un diálogo, el mandatario respondió que aspiraba a que los dirigentes de partidos adversarios al gobierno "condenen la violencia como método político para la toma del poder y como método para hacer oposición". Pero más concretamente, y acerca del pedido de la oposición de una amnistía para los presos políticos, Maduro sostuvo que "la revolución ha demostrado su nobleza en el trato de los delitos cometidos en el campo de la lucha política". No obstante, matizó que "hay tiempos de justicia y tiempos de perdón", y subrayó que "ahora es el tiempo de la justicia severa, porque en Venezuela, cabalgando las protestas de la oposición, se ha montado una insurgencia armada". Maduro también volvió a rechazar otra de las demandas de la oposición, la de la desmovilización de los grupos parapoliciales, los denominados "colectivos". A propósito de una recomendación del ex presidente brasileño Lula da Silva para que forme un gobierno de coalición, respondió: "Es pertinente echar a andar una nueva alianza patriótica en el país, con nuevos métodos para el debate político y donde se puedan incluir organizaciones políticas y sociales, los colectivos, así como personalidades". Además de la amnistía para los presos políticos y el desarme de los "colectivos", la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que nuclea a 29 partidos opositores, pidió la formación de una comisión de la verdad independiente y la "renovación equilibrada" de altos cargos judiciales y electorales cuyos actuales titulares tienen mandatos vencidos. La MUD designó ayer a su grupo de enlace y seguimiento del diálogo. El próximo encuentro está previsto para mañana, pero aún no se ha confirmado

Aniversario. Ayer, Maduro lideró el acto conmemorativo del 12 aniversario del retorno de Chávez al poder luego de una intentona golpista. Simpatizantes del gobierno, entre ellos miles de milicianos, recorrieron las calles de Caracas. "Felicitaciones a nuestra patria hoy 13 de abril, día de resurrección y victoria, día de unión cívico-militar, día de amor y lealtad a Chávez", afirmó Maduro por Twitter antes de un acto. El intento de sacar a Chávez del poder ocurrió el 11 de abril de 2002, después de masivas protestas opositoras en Caracas en las que murieron 19 personas, muchas a manos de chavistas.

 

Fe de erratas

Marino González ya no es secretario técnico de la venezolana Mesa de Unidad Democrática, como se informó en la edición de ayer. Dejó ese cargo en diciembre pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario