El Mundo

Lula va a la Justicia para que lo dejen presentarse a comicios

Los abogados del ex presidente buscan agotar todos los recursos. El martes hicieron un pedido para que la ONU se pronuncie sobre el tema.

Jueves 06 de Septiembre de 2018

La defensa de Luiz Inácio Lula da Silva presentó ayer ante la Justicia brasileña dos recursos para que el ex presidente sea habilitado a participar de las elecciones del 7 de octubre, informaron medios locales. Uno de los recursos se elevó al Supremo Tribunal Federal (STF), máxima instancia judicial del país y que ha fallado en reiteradas ocasiones contra la libertad de Lula, para que suspenda la decisión que tomó el Tribunal Supremo Electoral (TSE) el 1º de septiembre de prohibir la candidatura del ex líder sindical.

El otro pedido se presentó ante el propio TSE. En este, se argumenta que, hasta tanto le queden instancias para apelar por su inocencia ante la Justicia, Lula no debe ser declarado culpable de los actos que se le imputan y, en consecuencia, estar apto para ejercer sus plenos derechos políticos, como presentarse a elecciones. El martes, además, los abogados de Lula habían presentado un pedido ante la ONU para pedir una nueva pronunciación del organismo internacional respecto a la situación de su representado.

El 17 de agosto, el Comité de Derechos Humanos de la ONU se había manifestado en favor de la candidatura de Lula y había instado al gobierno de Brasil a que le permitiese presentarse a la contienda electoral. La pronunciación alimentó las esperanzas de los militantes del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), aunque luego el TSE falló en contra del ex presidente.

Lula se encuentra preso desde el 7 de abril, condenado a 12 años por lavado de dinero y corrupción pasiva en el marco de la megacausa conocida como "Lava Jato". El TSE decidió prohibir su candidatura a partir de la aplicación de una ley que impide a personas condenadas en segunda instancia ocupar cargos públicos en Brasil.

Ibope y Datafolha, las dos encuestadoras más importantes del país, decidieron el martes no publicar los resultados de las encuestas que habían realizado en los últimos días, presuntamente porque todavía incluían el nombre de Lula entre las opciones. Antes de ser impedido de participar por el TSE, y a pesar de estar preso, el ex mandatario encabezaba todas las encuestas con considerable margen por sobre el resto de los candidatos.

Acusaciones contra Alckmin

Procuradores brasileños, en tanto, solicitaron a un juez aprobar cargos contra el candidato conservador a la presidencia Geraldo Alckmin. Acusan al ex gobernador del Estado de San Pablo de recibir contribuciones ilegales a su campaña por un total de 2,5 millones de dólares para su elección en 2014. Alckmin, quien ha tenido problemas en las encuestas, niega haber hecho algo malo en el caso que lo vincula con supuestos pagos ilegales por parte de la constructora Odebrecht. Sus abogados dijeron que la acusación era "ruido de un procurador" poco tiempo antes de las elecciones de octubre.

Los investigadores en la procuraduría estatal de San Pablo dijeron que los derechos políticos de Alckmin deberían suspenderse, pero que es poco probable que suceda antes de las elecciones de octubre. También quieren que el candidato pague al gobierno una cantidad equivalente a las contribuciones.

Alckmin es considerado por muchos el candidato más amigable a las empresas y, con el apoyo de cinco partidos, tiene la coalición más extensa, lo que le da más tiempo de aire de campaña gratis que a cualquier otro candidato. La misma procuraduría también busca presentar cargos contra otro posible candidato, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores. Se espera que Haddad ocupe el lugar del encarcelado ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien la principal corte electoral de Brasil le negó el sábado postularse como candidato presidencial.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario