El Mundo

Lula sugiere al Partido de los Trabajadores que elija a otro candidato

Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción desde el 7 de abril, dio luz verde al Partido de los Trabajadores (PT) para que revalúe si mantiene su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, aunque la formación cierra filas en torno a él.

Miércoles 25 de Abril de 2018

Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción desde el 7 de abril, dio luz verde al Partido de los Trabajadores (PT) para que revalúe si mantiene su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, aunque la formación cierra filas en torno a él. "Quería que ustedes se sientan totalmente libres para tomar cualquier decisión porque 2018 es muy importante para el PT, para la izquierda, para la democracia. Y, para mí, quiero mi libertad", escribió el ex mandatario en una carta que la presidenta del partido, Gleisi Hoffmann, leyó la noche del lunes en una reunión de la organización política.

Lula, de 72 años, también dijo estar "feliz" con los resultados de la última encuesta Datafolha, que lo siguen colocando a la cabeza de la carrera presidencia, aún estando encarcelado. El sondeo otorga al ex presidente (2003-2010) una intención de voto de 31 por ciento, seguido por el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro con 15 por ciento, aunque ligeramente por debajo de la encuesta anterior, cuando registraba un 37 por ciento de las adhesiones. Miembros del PT que suenan como eventuales reemplazos de Lula, como el ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad o el ex gobernador de Bahía Jaques Wagner, no superan el 2 por ciento de intención de voto.

A pesar del mensaje de Lula, el partido aseguró mantener su posición de que sea candidato. "El pueblo quiere a Lula libre, a Lula presidente! No hay plan B, porque Lula es inocente", dijo Hoffman, asegurando que su candidatura será aprobada en una convención nacional y registrada ante el tribunal electoral el 15 de agosto.

Lula está preso en la sede de la Policía Federal en Curitiba (sur) condenado 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. La Justicia brasileña lo culpa de haber recibido un departamento de una constructora implicada en el escándalo de Petrobras a cambio de favores políticos.

Hasta ahora, el ex presidente sólo pudo recibir la visita de sus abogados y algunos legisladores, negando la entrada a altos dirigentes del PT.

Al tener una condena firme en segunda instancia Lula sería inelegible, según la llamada ley de "Ficha Limpia". Sin embargo, el Tribunal Superior Electoral (TSE) es quien debe oficializar esa medida una vez que su inscripción sea realizada. La defensa del histórico líder de izquierda introdujo el lunes recursos especiales y extraordinarios ante las cortes superiores del país apelando la condena de Lula en segunda instancia y pidiendo que le sea permitido, si es su voluntad, postularse a las presidenciales.

La presidenta del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Carmen Lúcia Antunes, carga desde ayer con la responsabilidad de tratar un pedido de inconstitucionalidad que puede liberar de la prisión al Lula.

Inconstitucionalidad

Antunes recibió del juez supremo Marco Aurelio Mello un pedido para declarar inconstitucional la jurisprudencia de 2016 que permite a los tribunales detener a condenados con fallos de segunda instancia, como es el caso del ex presidente. Mello es defensor de eliminar la jurisprudencia elaborada por la Operación Lava Jato y retornar a la Constitución, que indica que nadie puede estar preso sin agotar las instancias procesales. El voto de Antunes, a inicios de abril, permitió el rechazo de un hábeas corpus de Lula y la ejecución de su condena a 12 años y un mes de prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario