El Mundo

Lula es declarado inocente de obstrucción de justicia

El carismático ex mandatario de Brasil (2003-2010) cumple prisión por otros cargos de corrupción, y todavía se enfrenta a más procesos.

Viernes 13 de Julio de 2018

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue hallado ayer inocente de obstrucción de la justicia, en uno de sus seis procesos pendientes, adicionales al de corrupción y lavado de dinero por el que purga desde abril 12 años y un mes de cárcel. La decisión no sorprende del todo ya que la misma fiscalía había pedido al juez exonerar a Lula, aseverando que no había evidencias de que el ex mandatario intentó interferir en una investigación de corrupción de la compañía petrolera estatal Petrobras. El encausamiento original acusaba a Lula y a otros de intentar comprar el silencio de un ex ejecutivo de Petrobras. Lula había sido acusado en 2016 de haber intentado comprar el silencio del ex director de la estatal Petrobras Néstor Cerveró, quien había suscrito un acuerdo de colaboración premiada con la Justicia en el marco de la megaoperación anticorrupción. Sin embargo, el juez Ricardo Augusto Soares Leite determinó que no hay pruebas fehacientes de la culpabilidad del ex mandatario. Las declaraciones de algunos testigos contra Lula, incluso algunos que cooperaron con la fiscalía, no eran del todo confiables, agregó. "Hay innumerables posibilidades y circunstancias sobre lo que pudo haber sucedido", escribió el magistrado.

Los abogados de Lula aplaudieron la decisión y opinaron que el razonamiento usado por el juez podría replicarse en el caso por el cual el ex presidente fue convicto el año pasado. En ese caso, Lula fue condenado por intercambiar favores con una compañía constructora también involucrada en el escándalo a cambio de la promesa de un departamento frente al mar. "Se espera que la Justicia también prevalezca en el caso triplex para recuperar la libertad plena de Lula", dijo el abogado Cristiano Zanin Martins. Ambos casos fueron parte de la investigación Lava Jato (Lavado de autos), donde los fiscales alegan que políticos ofrecieron favores en contratos estatales a compañías a cambio de sobornos y contribuciones de campaña. El ex presidente (2003-2010) se declara inocente de todas las acusaciones que pesan en su contra y las considera una "conspiración" que busca alejarlo de su tentativa de volver al poder en las elecciones de octubre. Preso en la sede de la Policía Federal de Curitiba (sur), Lula continúa liderando las encuestas de opinión con 30 por ciento de intenciones de voto, aunque la legislación electoral debería invalidar su candidatura.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT,) responde a otras acusaciones de corrupción pasiva, lavado de dinero, tráfico de influencia y organización para delinquir en cinco casos que están en las manos de tribunales de Brasilia y Paraná (cuya capital es Curitiba). Lula está encarcelado como beneficiario de un departamento en el litoral paulista, otorgado por una constructora a cambio de su apoyo en contratos con Petrobras. Ese fallo fue confirmado por un tribunal de segunda instancia (que agravó la sentencia), pero sus abogados trabaron una batalla legal para que pueda aguardar en libertad el resultado de los recursos presentados ante los máximos tribunales del país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});