El Mundo

Luego de la derrota electoral, Santos reflotó el diálogo con la guerrilla ELN

Ante el retroceso oficialista y el fuerte avance de la derecha en las urnas, el presidente colombiano ordenó retomar las negociaciones

Martes 13 de Marzo de 2018

El presidente colombiano Juan Manuel Santos anunció el reinicio de los diálogos de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras dos meses de suspensión. El anuncio presidencial llega el día después de una jornada electoral que significó un claro rechazo al anterior acuerdo de paz, el firmado con las Farc. Estas además se presentaron como partido politico y recabaron apenas 0,84 por ciento de los votos. Pese a ello entrarán con 10 parlamentarios al nuevo Congreso gracias a una cláusula del acuerdo de paz. La mayoría de los colombianos votó el domingo por partidos que rechazan el acuerdo con las Farc, con el partido del ex presidente Alvaro Uribe , el gran ganador de la jornada.

El presidente Santos reaccionó al resultado de las urnas dando impulso a la negociación con el ELN, estancada por los violentos ataques del grupo guerrillero. El mandatario indicó que "pensando en la vida, en salvar vidas, en lograr una paz completa para Colombia, he decidido retomar los diálogos de paz con el ELN". Dio instrucciones al jefe del equipo negociador para que viaje a Quito y reactive el diálogo.

Las negociaciones estaban suspendidas desde el 10 de enero, luego de que el grupo guerrillero realizara varios actos terroristas. El 9 de enero se debía iniciar el quinto ciclo de diálogo en Ecuador. La semana pasada el ELN había anunciado un cese hostilidades con motivo de las elecciones legislativas. Santos destacó ese compromiso. "El ELN cumplió con el cese al fuego unilateral que decretó con ocasión de las elecciones. Es con gestos como éste, y no con ataques terroristas, como el ELN puede reconstruir el mínimo de confianza que se requiere para avanzar en el camino del diálogo", dijo el presidente, que termina su mandato en agosto próximo.

Santos añadió que el objetivo es avanzar en los dos puntos: la "participación ciudadana" de los guerrilleros una vez que abandonen las armas y las acciones y gestos humanitarios que deben dar para ayudar a "construir la paz".

"Ahora que el gobierno de Santos decidió retornar a la mesa de diálogos se iniciará en Quito el quinto ciclo de conversaciones que estaba pactado para comenzar el pasado 9 de enero, el mismo día que terminó el histórico cese al fuego bilateral de 101 días de duración", publicó el ELN en su página de internet.

León Valencia, analista y miembro la Fundación Paz y Reconciliación, dijo a la agencia AP que el reto del gobierno y el ELN es pactar un cese del fuego inmediato. De no lograrse, le ocasionará "mucho daño a los candidatos de izquierda en las elecciones presidenciales de mayo, porque cada acción violenta del ELN fortalecerá a la derecha".

Desde Washington, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, valoró el anuncio. "Estamos convencidos de que el diálogo es la mejor senda para avanzar hacia la paz. El actual contexto plantea la necesidad de seguir trabajando fuertemente para dar solidez a las negociaciones y seguir adelante en la construcción de paz", destacó.

El respaldo de la OEA es demostrativo de la doble faz que tienen los diálogos y acuerdos de paz en Colombia: son más apoyados en el exterior que por la mayoría de la sociedad colombiana, tal como se evidenció en las urnas el domingo, y antes, cuando en 2016 la mayoría rechazó en referendo un acuerdo de paz más generoso con las Farc que el finalmente aprobado.

En los ataques del ELN de los últimos dos meses murieron 34 guerrilleros y 84 fueron capturados. También fallecieron siete policías. También hubo ataques contra la infraestructura petrolera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario