El Mundo

Los talibanes entraron en Kabul sin encontrar gran resistencia

Luego de tomar durante la noche posiciones clave, rodearon la capital afgana. Poco después el presidente afgano huía del país y los milicianos ingresaban a la ciudad. Los EEUU evacuan a sus ciudadanos desde el aeropuerto. La embajada ya fue abandonada

Domingo 15 de Agosto de 2021

Tras la caída de dos posiciones clave en el perímetro de Kabul durante la noche, los talibanes rodearon la capital afgana desde primera hora de la mañana y negociaban "una transición pacífica". Pero horas más tarde los extremistas islámicos ingresaron en Kabul, tomaron el palacio presidencial y el presidente Ashraf Ghani huyó del país hacia el vecino Tayikistán. Había gran movimiento en el aeropuerto internacional, única vía de escape para los afganos y extranjeros. Helicópteros de EEUU llevaban allí a sus ciudadanos desde la embajada.

El portavoz insurgente Zabihulá Muhayid explicó a primera hora a través de las redes sociales que "todas las partes del país ya están bajo control de Emirato Islámico", como llama el Talibán al territorio que controla, e informó que "hemos ordenado a todas las fuerzas que se coloquen a las puertas de Kabul, pero que no intenten entrar en la ciudad". Sin embargo, durante este domingo milicias de talibanes han avanzado hacia el centro de Kabul y tomado puntos estratégicos.

Muhayid aclaró que "se están celebrando negociaciones para garantizar que el proceso de transición se complete de forma segura". Pero horas más tarde el caos y un avance violento hacia la ciudad parecían estar en curso, aunque las negociaciones continuaban.

Tras dirigir un mensaje a la nación este sábado apelando a la resistencia, el presidente Ashraf Ghani dirigió un nuevo mensaje para decir que "es nuestra responsabilidad evitar el caos y lo haremos de la mejor manera posible. Todos aquellos que intenten dares al saqueo serán frenados por fuerza". Pero poco después se supo que Ghani escapaba de Kabul rumbo a Tayikistán, según confirmó el ministerio del Interior afgano.

Tras la salida de Ashraf Ghani de Afganistán, los talibanes han asegurado que ya controlan el Palacio presidencial en la capital. Así lo indicaron a Reuters dos comandantes de los insurgentes presentes en Kabul, si bien no hay confirmación de este hecho por parte del Gobierno afgano.

El ministerio de Defensa también se dirigió a la nación para pedir "calma" y afirmar que "la ciudad no será atacada y la transición será pacífica". Horas más tarde esta afirmación parecía solo una expresión de deseos. Si bien el ejército afgano no ha presentado resistencia alguna a los talibanes, se registraban episodios violentos en diversos puntos.

Estos mensajes de unos y otros llegaron en mitad del movimiento de helicópteros y vehículos blindados a la embajada de Estados Unidos. Los medios internacionales compararon la escena con la retirada de Saigón en 1975. Fuentes oficiales estadounidenses señalaron a The New York Times que el enviado estadounidense a Afganistán, Zalmay Khalilzad, habría pedido a los insurgentes que pospongan el ingreso hasta que ellos puedan terminar la evacuación. Según el sitio de Fox News, en la embajada, la bandera fue bajada del mástil y todas las operaciones se centraban en el aeropuerto. En otras palabras, EEUU ya evacuó por completo su embajada y la abandonó.

A la espera de ver el resultado de las negociaciones los talibanes avanzaron hasta Bagram y se hicieron con el control de la base en la que tampoco encontraron resistencia alguna.

La descomposición del ejército afgano, entrenado y equipado por Estados Unidos, ha sido total y muy rápida, en especial desde que en mayo se inició la retirada masiva de las tropas de Estados Unidos. La orden dada por el presidente Joe Biden de evacuar rápidamente los soldados actuó como una orden de salida para los talibanes, quienes desde aquella fecha iniciaron una ofensiva imparable. En cada ciudad que asediaban, las tropas del gobierno afgano no tardaban en rendirse, entregando sus costosos equipos de combate estadounidenses. En EEUU, las críticas a Biden no dejan de aumentar, incluso en medios demócratas. Claramente, el presidente y su equipo de asesores militares no supieron evaluar el efecto de la decisión de retirar casi por completo las tropas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario