El Mundo

Los resultados en Israel consagraron a Netanyahu

El primer ministro podrá iniciar su quinto mandato al lograr formar gobierno con sus aliados de derecha. Desde Estados Unidos lo felicitó Trump.

Jueves 11 de Abril de 2019

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se aseguró un quinto mandato como jefe del Gobierno por la ventaja de 10 escaños que logró el bloque de derecha que encabeza su partido, el Likud, frente al de centroizquierda que se apresta a liderar su rival en las elecciones del martes, el general retirado Benny Gantz.

"Ha sido un triunfo magnífico, que ha sobrepasado nuestra imaginación", se ufanó Netanyahu durante la madrugada de ayer ante sus seguidores en Tel Aviv.

El Likud y el Partido Azul y Blanco empataron logrando 35 escaños cada uno, según los resultados de los comicios, con el 95 por ciento del voto escrutado. La diferencia en votos era de poco más de 12.000 a favor del Likud. Pero mientras los posibles socios de gobierno de Gantz y su coalición no obtuvieron buenos resultados, los aliados de derecha de Netanyahu sí lograron sumar las suficientes bancas para controlar la mayoría del parlamento y formar la próxima coalición de gobierno israelí.

Desde Estados Unidos, el presidente Donald Trump felicitó a Netanyahu y destacó que supone un signo positivo de cara a un posible proceso de paz con Palestina.

"El hecho de que 'Bibi' (el apodo de Netanyahu) haya ganado creo que nos permitirá una acción bastante buena a nivel de paz", señaló en declaraciones a la prensa desde la Casa Blanca, tras describir a Netanyahu como un "gran aliado" y "un amigo".

"Todo el mundo lo dice, y nunca lo prometí, pero todo el mundo dice que no puede haber paz entre Israel y los palestinos. Creo que tenemos una oportunidad y creo que ahora tenemos una mejor oportunidad con la victoria de ‘Bibi'", agregó Trump.

El gobierno más conservador en la historia de Israel se apresta a ser renovado por un Ejecutivo aún más derechista. Y Netanyahu se dispone a continuar en el poder tras recibir un quinto mandato de las urnas, el cuarto consecutivo en un decenio.

Aceptación

El número dos de la coalición opositora de Gantz reconoció ayer que no lograron formar gobierno y anunció que encabezarán una oposición en el próximo parlamento que le "amargará" la vida al premier Netanyahu.

"No ganamos este primer round, pero vamos a convertir el parlamento en un terreno mejor", dijo el ex periodista y ex ministro Yair Lapid.

A su lado, Gantz intentó ponerle un tono más festivo al anuncio y destacó que la coalición Azul y Blanco "fundó una verdadera alternativa de gobierno" obteniendo "unos resultados increíbles", ya que la coalición liderada por el ex comandante del ejército nació hace apenas unos meses.

Según Gantz, la coalición Azul y Blanco representa un "nuevo camino, una nueva lengua y una nueva unidad" en medio de la fragmentada dirigencia política israelí, y destacó que Netanyahu consiguió los votos necesarios para formar gobierno porque se alió con los sectores más "extremistas" de la sociedad.

El partido ultraderechista Yisrael Beiteinu, liderado por el exministro Avigdor Lieberman, se sitúa con cinco escaños, los mismos que la Unión Derechista, mientras que con cuatro diputados se colocan Balad-UAL, Kulanu y Meretz. Fuera de la Knesset se quedan los partidos Nueva Derecha, Gesher y Zehut, que no superaron el umbral de votos necesarios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario