El Mundo

Los republicanos enfrentan hoy una elección interna decisiva en Florida

Miami.— Los republicanos se enfrentan hoy a una interna crucial en Florida, el cuarto Estado más poblado del país. Los resultados de estas elecciones podrían dar un impulso clave a su ganador en la carrera hacia el “supermartes” 5 de febrero, cuando votarán la mayoría de los Estados y se definirá quién será el candidato republicano para las presidenciales de noviembre.

Martes 29 de Enero de 2008

Miami.— Los republicanos se enfrentan hoy a una interna crucial en Florida, el cuarto Estado más poblado del país. Los resultados de estas elecciones podrían dar un impulso clave a su ganador en la carrera hacia el “supermartes” 5 de febrero, cuando votarán la mayoría de los Estados y se definirá quién será el candidato republicano para las presidenciales de noviembre.
  Florida siempre tiene un papel decisivo a la hora de las elecciones. Sin embargo, esta vez, el “Estado del sol” fue castigado. En el laberíntico proceso para elegir a los candidatos de la elección de noviembre, los partidos nacionales disponen las reglas y deciden quién va primero en la carrera Estado por Estado. Pero Florida decidió adelantar su elección primaria para el 29 de enero, con la esperanza de tener más peso en la selección de los candidatos.
El castigo. Las consecuencias no se hicieron esperar: el Comité Nacional Demócrata quitó al Estado los 210 delegados para la convención de nominación del partido en agosto. También obtuvo una promesa de los candidatos de no hacer campaña en Florida, a pesar de que participarán en la votación de hoy.
  El Partido Republicano, por su parte, decidió permitirle al “Estado del sol” sólo la mitad de los delegados que le correspondían. Aun así, la cifra sigue siendo de 57 delegados, más que cualquier otro Estado hasta ahora. Por eso los precandidatos republicanos recorrieron toda Florida en persona, e inundaron los canales de televisión con publicidades y las calles con avisos.
  La carrera republicana está muy reñida. Un sondeo difundido ayer mostró que el senador por Arizona, John McCain, sumó tres puntos porcentuales y pasó al frente con un 33% de la intención de voto, rompiendo el empate en 30% que registraba con su principal rival, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney.
  
Repunte de McCain. Según el director de la consultora que realizó el estudio, John Zogby, el repunte de McCain se debió al apoyo que le dio el domingo el gobernador de Florida, Charlie Crist, especialmente entre los republicanos más conservadores, que en general rechazan a McCain por considerarlo un “moderado”.
  Detrás de McCain y Romney se ubicaron el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, con un 14%, y el pastor protestante y ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, con un 11%. Estos números constituyen un serio revés para Giuliani, quien virtualmente ignoró las internas previas en los estados de Iowa, New Hampshire, Michigan, Carolina del Sur y Nevada, y concentró sus esfuerzos —económicos y políticos— en Florida, apostando a que sus rivales llegaban a esta contienda desgastados (ver aparte).
  Mientras tanto, los demócratas no se quedan con los brazos cruzados. Hillary Clinton buscará en Florida un triunfo que, aunque cuente poco en su carrera por la candidatura presidencial, le dé un envión simbólico que vuelva a eclipsar la recuperación de su rival, Barack Obama. El dirigente negro tuvo una resonante victoria en las últimas internas en Carolina del Sur.
Campaña encubierta. “Nuestras voces cuentan, vamos a ser escuchados y vamos a votar”, dijo la presidenta del Partido Demócrata de Florida, Karen Thurman. Entretanto, los candidatos demócratas han visitado el Estado a hurtadillas para asistir a recaudaciones de fondos privadas, algo que las reglas permiten.
  Barack Obama compró tiempo de aire en los canales de noticias de cable CNN y MSNBC, en una medida criticada por su rival Clinton como una violación a la promesa al partido. La senadora, por su lado, dijo ayer que la elección en Florida, donde se puede votar por adelantado por correo, era muy importante. “Cientos de miles de personas ya votaron en Florida, y quiero que sepan que estaré aquí para que su voz se oiga”, aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario