El Mundo

Los rebeldes libios mataron a Kaddafi tras un combate en la toma de su ciudad natal

El ex líder libio derrocado Muamar Kaddafi murió tras ser arrestado hoy en su ciudad natal, Sirte, según informó el canal de televisión Al Yazira en base a portavoces del Consejo Nacional de Transición.  “Fue asesinado en un ataque de los combatientes. Hay imágenes de eso”, dijo el ministro de Información del CNT, Mahmoud Shamman. Video: las últimas imágenes del dictador Fotogaleria: La caída del ex líder libio

Jueves 20 de Octubre de 2011

El ex líder Muammar Kaddafi fue asesinado hoy, mientras los nuevos gobernantes de Libia declaraban haber tomado el último bastión de su extenso régimen, desatando intensas celebraciones debido a que los ocho meses de guerra podrían estar finalmente llegando a su fin.

Los detalles de la muerte cerca de Sirte del ex hombre fuerte del país eran vagos pero la noticia fue anunciada por varios funcionarios del Consejo Nacional de Transición (CNT) y respaldada por una fotografía de una cara sangrienta con el pelo enrulado característico de Kaddafi.

“Fue asesinado en un ataque de los combatientes. Hay imágenes de eso”, dijo a Reuters el ministro de Información del CNT, Mahmoud Shamman.

El cuerpo del derrocado líder libio Muammar Kaddafi estaba siendo trasladado a la ciudad de Misrata, dijo el ministro de Información del Consejo Nacional de Transición (CNT), Mahmoud Shamman. “Están llevando el cuerpo de Kaddafi a Misrata. El CNT emitirá un comunicado dando los detalles de su muerte”, dijo Shamman a Reuters.

Las potencias occidentales, que han respaldado la rebelión que tomó el control de la capital Trípoli hace dos meses, dijeron que aún estaban chequeando los reportes.

La Otán informó que sus aviones atacaron más temprano un convoy cerca de Sirte, pero que no podían confirmar las informaciones de que Kaddafi viajaba en alguno de esos vehículos. Varios combatientes del CNT en Sirte dijeron que habían visto a Kaddafi muerto por los disparos, aunque sus reportes variaban.

Con una inminente declaración final de “liberación” del régimen de 42 años, y multitudes lanzando disparos al aire y bailando en las calles de Trípoli y Bengasi, la televisión libia dijo que el jefe del CNT Musfafa Abdel Jalil tenía previsto dirigirse al país.

Los dos meses desde la caída de Trípoli han puesto a prueba los nervios de la alianza de las fuerzas anti-Kaddafi y sus aliados árabes y occidentales, que habían empezado a cuestionar la habilidad del CNT para erradicar a los duros seguidores de Kaddafi en Sirte y otras pocas localidades.

Funcionarios dijeron que parte del entorno de Kaddafi fue asesinado en el mismo incidente, mientras que su hijo Mo'tassim y otros colaboradores fueron tomados prisioneros. El CNT creía que otro hijo, Saif, quien era visto como su sucesor, seguía prófugo, posiblemente en los inmensos desiertos del Sahara libio.

La muerte de Kaddafi en sí misma se convirtió tal vez en el acontecimiento más dramático desde las revueltas de la Primavera Arabe que han derrocado a los gobernantes en los vecinos Túnez y Egipto y que amenazan a los líderes de Siria y Yemen.

“El (Kaddafi) también fue herido en su cabeza”, dijo el funcionario del Consejo Nacional de Transición (CNT) Abdel Majid Mlegta a Reuters. “Hubo muchos disparos contra su grupo y él murió”, agregó.

Mlegta informó más temprano que Kaddafi, que tenía cerca de 70 años, fue capturado y herido en ambas piernas en la madrugada del jueves cuando intentaba escapar en un convoy que fue atacado por aviones de guerra de la Otán. Añadió que fue trasladado en una ambulancia.

Un combatiente del CNT en Sirte dijo que había visto a Kaddafi baleado luego de quedar acorralado y ser capturado en un túnel. La toma de Sirte implica que el CNT ahora deberá comenzar a forjar un sistema democrático. El gobierno interino había prometido iniciar el proceso una vez que cayera la ciudad, símbolo del antiguo régimen.

Kaddafi, buscado por la Corte Penal Internacional por cargos de ordenar la matanza de civiles, fue derrocado por fuerzas rebeldes el 23 de agosto luego de 42 años en el poder en el Estado productor de petróleo del norte de Africa. Esto ocurrió una semana antes del aniversario número 42 del golpe militar que lo había llevado al poder en 1969.

Combatientes del CNT izaron la bandera nacional roja, negra y verde sobre un gran edificio en el centro de Sirte, mientras sonaban disparos a modo de celebración entre las emocionadas y aliviadas brigadas rebeldes. Cientos de soldados del CNT habían rodeado la ciudad costera durante semanas en una caótica lucha que dejó decenas de muertos y heridos. (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario